Ya encendió los focos rojos la explotación sexual de menores en Los Cabos
“Los adultos a los que les gustan los niños o las niñas, si lo quieren llevar a actos, tiene un problema grave, porque es un delito en nuestra sociedad y peor si además quieren lucrar o pagar por él; aunque sientan placer físico conocen que no están bien sus actos, complejidad psicológica emocional muy grave”, Heddy Villaseñor, sexóloga.
“Los adultos a los que les gustan los niños o las niñas, si lo quieren llevar a actos, tiene un problema grave, porque es un delito en nuestra sociedad y peor si además quieren lucrar o pagar por él; aunque sientan placer físico conocen que no están bien sus actos, complejidad psicológica emocional muy grave”, Heddy Villaseñor, sexóloga.

Pamela Padilla Soto

 En cuanto a lo casos de jovencitas menores de edad perdidas y encontradas en situaciones probables de explotación sexual, se guarda recelo en la información de las investigaciones ministeriales, pero a decir de Emilia Vega Uribe, presidenta de la Comisión de Equidad y Bienestar Social, a nivel municipal se trabaja en la implementación de varios programas preventivos y consejos, como el recién instalado, Consejo Municipal Contra las Adicciones.

 En dicho acto celebrado el pasado jueves 19 de abril, se contó con la presencia de autoridades estatales de salud, con quienes la regidora Vega plantearía esta problemática que se ha encontrado en el Municipio de Los Cabos, donde el móvil más común, es que sin saberlo, las menores caigan en una red de trata de personas, siendo enamoradas por algún amigo que le presentan en la escuela.

 Ante el descubrimiento de que el primer contacto se hace escuelas municipales, la regidora Anel Marrón Amador, presidenta de la Comisión Municipal de Educación, Cultura, Recreación y Deporte, comprometió su apoyo para enfrentar esta problemática.

 Por su parte, la sexóloga Heddy Villaseñor, manifestó que la explotación sexual comercial o trata de personas, es un problema grave que está ligado al turismo, a la pobreza, a la corrupción, a la falta de leyes y al sexismo, por lo tanto, al ser una actividad ilícitas, es furtiva y por lo tanto, las autoridades fingen o no quieren ver, señaló.

 “Es un problema  muy grave de niñas y niños desaparecidos, jóvenes llevados a trabajar con o sin su consentimiento a table dance o prostíbulos, donde se lucra con su cuerpo y esto es un problema de salud y social grave, gravísimo, porque es como si fuera un abuso sexual pero pagado y reiteradas veces; una situación de tortura y de guerra, el síndrome estrés postraumático es terrible y entonces rescatar a las niñas y niños de estas condiciones, implica un costo elevadísimo en albergues, hay que enseñarles volver a hacer todo en su vida.”, manifestó Villaseñor.

 Destacó la importancia de que el tema se empiece a hacer visible en los medios de comunicación, pues se conoce de la existencia de redes ligadas a los destinos turísticos, entonces refirió, “cómo vamos a creer que no estén ligadas a destinos como Los Cabos, cuando hay comercio infantil en las noches, principalmente de turistas que están teniendo interlocución con niñas o niños y ya ebrios los andan jaloneando o se ponen muy cariñositos”.

 Insistió en que como sociedad debemos hacer notar que no es el tipo de turismo que queremos en Los Cabos, que luego regresen a sus lugares de origen y cuenten que en el destino es posible hacer de todo y las autoridades no hacen nada sobre el asunto, por eso señaló tres vertientes fundamentales para combatir las redes: promover la denuncia de cualquier gente de la cual se sospeche; que las familias y maestros platiquen del tema y la advertencia hacia los consumidores.

 Guardar silencio no sólo implica fomentarlo, sino ser cómplice, denuncie al Centro de Atención de la Policía Federal, 088, vía celular al 90089 y correo electrónico a denuncia@ssp.gob.mx

¡Comparte!

* * *