Viven más de 1,200 familias en zonas irregulares de La Paz
zonas irregulares
Tiene CORETT ubicadas en La Paz a mil familias viviendo en zonas irregulares.

La Paz, Baja California Sur.- Roberto Salazar Castañeda, nuevo delegado de la Comisión de Regularización de la Tenencia de la Tierra en Baja California Sur informó que ya se tiene ubicado a un número que supera a las mil doscientas familias que viven en situaciones de posesión irregular de los terrenos.

“A CORETT le toca regularizar la tenencia de la tierra en las áreas donde hay asentamientos sobre áreas ejidales o tierras nacionales” informó Salazar Castañeda quién dejó la dirección municipal de Catastro en La Paz para incorporarse al servicio público federal en la citada dependencia.

“En tierras ejidales, lo que hacemos es expropiar las zonas donde se han establecido comunidades, buscamos convenios de expropiación con los ejidos y vender a muy bajo costo los predios” explicó.

“Tenemos que hacer un proceso de desincorporación en favor de CORETT para que se les regularice y les escriture su terreno a la gente, porque no se les regala, se les vende, a precios muy baratos y con facilidades”.

El funcionario federal indicó que ya se trabaja en el plan de acción de este nuevo periodo de gobierno en el que se busca identificar los espacios a regularizar que se han dejado en el olvido por pasadas administraciones que sólo se concentraron por regularizar colonias del sur de la entidad.

“En Mulegé se tienen ubicados poblados completos que hay que regularizar tenemos áreas en Loreto, la zona alta de La Paz en la zona de Guadalupe Victoria, Vista Hermosa, Márquez de León y Lagunitas que están instaladas en tierras nacionales.

El funcionario agregó que sólo en el caso de que las personas que viven en cierto terreno a regularizar sean de muy escasos recursos, se busca un apoyo especial para la regularización del atierra.

Salazar Castañeda estimó que, sólo en Mulegé, municipio donde está por iniciar un procedimiento de regularización, se han identificado hasta 2012 cerca de 1200 familias que viven en terrenos nacionales o ejidales.

El funcionario aseguró que sus instrucciones son las de trabajar en apego a la norma para evitar que se cuestione el manejo de una dependencia de contacto social.

“Vamos a tener un mayor cuidado en la aplicación de las normas y reglas de operación de los programas. Creo que se dieron abusos, no hubo controles adecuados, pero vamos a meter mayor control” aseguró.

¡Comparte!

* * *