Una desaladora, la mejor opción para dotar de agua potable a La Paz, insiste ingeniero
Mancilla Rangel refiere tres ventajas al optar por la desaladora que estaría ubicada en las instalaciones de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en el predio Enfermería,  ventaja ecológica, ventaja económica y ventaja técnica.
Mancilla Rangel refiere tres ventajas al optar por la desaladora que estaría ubicada en las instalaciones de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en el predio Enfermería, ventaja ecológica, ventaja económica y ventaja técnica.

El ingeniero Ricardo Mancilla Rangel insiste en que el proyecto de una desaladora por ósmosis inversa es la mejor opción para dotar al municipio de La Paz con agua potable, aun cuando asociaciones civiles ecologistas, como Niparajá, han manifestado que no es una solución a largo plazo para el problema del agua.

Mancilla Rangel refiere tres ventajas al optar por la desaladora que estaría ubicada en las instalaciones de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en el predio Enfermería,  ventaja ecológica, ventaja económica y ventaja técnica, en esta última se ha visto contrariado por los comentarios de Roberto López Espinoza de los Monteros, director ejecutivo de Niparajá, después de hacer pública su propuesta el ingeniero Mancilla. “Estoy de acuerdo con él para decir que la solución inmediata para el problema del agua es una desalinizadora, sí,  pero no estamos buscando soluciones inmediatas, estamos buscando una solución a largo plazo, y definitiva, al problema del agua, eso es de lo que nosotros hablamos”, comentó en aquella ocasión el director ejecutivo de la asociación.

En cuanto a la ventaja económica, señaló Mancilla, el precio final del agua resultaría en 7.34 pesos por metro cúbico, cuando en estados como Jalisco se pagan 7,29 pesos por m3, u 11.53 pesos, en Monterrey; los 6,832 litros del canal de llamada de CFE son utilizados “para enfriar su sistema, la intensión es que la desaladora tome esa agua en el canal de salida y la utilice para la producción de agua potable […] esa agua viene con temperatura, con temperatura más alta que como la toman, por sentido lógico, pasa por un sistema de enfriamiento, esto se vuelve un conveniente, porque las membranas entre más temperatura, mejor funcionan, y el mejor funcionan significa que se pueden seleccionar membranas de alto rechazo, que ocupan menos energía eléctrica y en consecuencia se genera un ahorro en el costo final de producción”.

Como ventaja ecológica sostuvo, “en el momento que se mete al sistema esa agua se va a enfriar, de forma tal que el rechazo que se va a mandar con salmuera va a llegar más frío, de alguna manera le va aportar menos temperatura a ese canal de salida que descarga en el mar”.

Pero Ricardo Mancilla respondió principalmente al problema técnico señalado, indicando no acepta la crítica de López Espinoza de los Monteros, y explica, “el housing de la planta se está diseñando para que pueda albergar 400 litros por segundo, aunque en el módulo inicial van a ser 200 […] si tú tienes 6,832 litros por segundo [cantidad de agua que maneja CFE en un canal de llamada], ahorita vas a tomar 400, de lo cual te va a entregar la planta 200 de producto y 200 de rechazo, si quieres tomar otros 200 lo puedes hacer, o [sic] otros 500”.

Es una solución a largo plazo, “totalmente”, continuó el ingeniero, argumentando además que CFE es una empresa de mucho mérito y experiencia en el país, por lo que no pensarían en aceptar un proyecto que no fuera loable, además de que su equipo fue remodelado hace aproximadamente 5 años, lo que le vale para señalar que “esa planta fue rehabilitada para los próximos 50 o 100 años”, y así estar seguro de que dispondremos de agua potable a través de la desaladora por varias décadas.

http://www.youtube.com/watch?v=cyXhhSexZ04

¡Comparte!

* * *