Una década sin justicia laboral
Trabajadores despedidos injustificadamente
112 trabajadores despedidos injustificadamente, 92 de ellos mujeres, de empresas calamareras coreanas y chinas en Santa Rosalía, Mulegé, aún continúan sin obtener apoyo de las autoridades sudcalifornianas.

La Paz, Baja California Sur.- Tras una década de lucha, los 112 trabajadores despedidos injustificadamente, 92 de ellos mujeres, de empresas calamareras coreanas y chinas en Santa Rosalía, Mulegé, aún continúan sin obtener apoyo de las autoridades sudcalifornianas. Así lo dejaron ver los propios trabajadores al manifestarse durante el desfile del 1 de Mayo en aquella ciudad, deteniendo el evento para obligar al alcalde Guillermo Santillán Meza a que escuchara su caso.

Las calamareras entregaron al presidente de Mulegé y al Congreso del Estado dos misivas donde explican a detalle las violaciones a sus derechos y los nimios avances obtenidos hasta la fecha luego de sus denuncias y demandas. Solicitan al presidente municipal y a los legisladores locales que pongan manos a la obra en la defensa de los trabajadores mexicanos, denunciando que los gobiernos perredistas trabajaron en contubernio con los extranjeros durante todo este tiempo, y que, desafortunadamente, la confabulación parece perdurar con el Partido Acción Nacional (PAN).

El nombre de la empresa china es “Logning”, las coreanas son “Hanjin México”, asociada con inversionistas estadounidenses, y “Brumar de San Bruno”. En el caso de Logning, fueron 5 las calamareras despedidas injustificadamente en 2010; en Brumar de San Bruno fue despedida una empleada en el año 2005, además de ser golpeada durante el turno nocturno por su superior, Jimmy Joon, quien amenazó a la trabajadora diciendo que sus demandas no prosperarían porque tenía autoridades compradas, y así fue; finalmente, el caso más “ostentoso” es el de Hanjin, empresa que despidió a 86 mujeres y 10 hombres, sin recibir indemnización, en octubre de 2002. 29 tenían al momento del despido 7 años de antigüedad; 14 tenían 6 años; 8 tenían 5 años; 11 tenían 4 años; 13 tenían 3 años; 14 tenían  2 años de antigüedad y 7 tenían 1 año.

Gilberto Piñeda Bañuelos, apoderado legal de los trabajadores despedidos de Hanjin y Longing en la ciudad de La Paz, además de enlace laboral y académico del Centro de Investigaciones Sociales, Sindicales y Laborales (CISSL), asegura que los empresarios de estas compañías “todo este tiempo fueron protegidos por las diferentes administraciones de los gobiernos perredistas”:

“Todo hace indicar que se les sigue protegiendo, ya que sistemáticamente violaron, y siguen violando, los derechos laborales, humanos, ambientales y sanitarios, sin que se actuara, ni se actúe, oportunamente; así como la violación a muchas obligaciones fiscales, entre las que se encuentra el pago a la Zona Federal Marítima Terrestre, además de muchos pagos de la seguridad social de los trabajadores, como el Sistema de Ahorro para el Retiro y el INFONAVIT”.

Luego de un detallado desglose donde se incluyen salarios caídos, los trabajadores concluyen que se les adeudan 44 millones 340 mil 480 pesos, esto sin incluir la diferencia con el salario integrado ni los adeudos de utilidades no pagadas y cálculos del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR), del Instituto del Fondo Nacional para la Vivienda de los Trabajadores (INFONAVIT) y del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Es así que exigen que el Gobierno del Estado, el Gobierno Municipal de Mulegé, el Congreso del Estado y la corporación Hanjin, en conjunto y de común acuerdo, asuman la responsabilidad de la indemnización y de los salarios caídos. De esta manera, que en una mesa de acuerdos, con la representación de las trabajadoras despedidas, “se establezca la condición para el retiro de la demanda laboral presentada ante la Junta Especial No.58 de la Federal de Conciliación y Arbitraje, así como la suspensión inmediata de las denuncias internacionales actualmente en curso, una vez acordado el monto entre las partes de la mesa”.

¡Comparte!

* * *