También el gobierno estatal está buscando “aviadores” en su nómina
“Estamos viendo las funciones de la gente y confirmando que efectivamente se estén desempeñando en el puesto por el que se les está pagando, y por ahí Contraloría, en el Artículo 79, tiene facultades de retención de sueldo, mano dura si es que salen las irregularidades”, aseveró, así sean de confianza o sindicalizados, “vamos con todo”.
“Estamos viendo las funciones de la gente y confirmando que efectivamente se estén desempeñando en el puesto por el que se les está pagando, y por ahí Contraloría, en el Artículo 79, tiene facultades de retención de sueldo, mano dura si es que salen las irregularidades”, aseveró, así sean de confianza o sindicalizados, “vamos con todo”.

La Dirección de Recursos Humanos del gobierno del Estado no duerme. Iniciar reubicaciones, retención de compensaciones, entrega de finiquitos y detección de aviadores, todo esto tratando de no afectar al bolsillo del trabajador, son los puntos primordiales a atender, según explica el titular de la dependencia, Javier Bustos Alvarado, por parte Marcos Alberto Covarrubias Villaseñor, en lo que se refiere al personal del gobierno estatal. Y así será, confiesa Bustos Alvarado, pues él viene de otro Estado y no tiene compromisos ni miramientos, sólo busca hacer su trabajo como se debe.

Cincuenta finiquitos han sido ofrecidos ya a directores y subdirectores de la anterior administración, lo que califica de cambios mínimos, necesarios y naturales, en lo que se refiere a entrega-recepción de gobiernos. Las liquidaciones que llegan a un máximo de cien mil pesos están siendo solventadas lo más rápido posible, mientras que en pagos que exceden los cuatrocientos mil pesos se ven obligados a negociar convenios, por lo que acepta que van lentos en ese asunto, debido a que no cuentan con los “recursos económicos para hacerle frente”.

Quienes no aceptan los convenios, explica, porque “quieren darle un golpecito al gobierno”, les explican que la mejor opción es la que ellos ofrecen, puesto que su finiquito lleva el sello de “despido injustificado”. Es así que hasta ahora no han recibido demandas, asegura.  “Porque tenemos instrucciones del gobernador de negociar con toda la gente, en la medida de las posibilidades financieras (…) no hay nadie que se le haya dicho ‘te negocío (sic), te doy la mitad, te doy la tercera parte’, ni una persona te puede decir que le hemos estado menoscabando sus prestaciones”.

El gobierno del Estado cuenta con 4,100 trabajadores, de los cuales 1,500 son sindicalizados y 2,500 de confianza.

En cuanto a funcionarios que recibían compensaciones por antigüedad y buen desempeño, su compensación será retenida hasta que su nuevo superior jerárquico decida si la merece. Quienes no han sido reubicados, tendrán que esperar a que se determine su situación, mas su compensación será retenida de igual manera. Bustos Alvarado indicó que sería prematuro saber si hay “economías por ese concepto”.

 “No estamos creando ninguna plaza”, sostuvo, por lo que negó que existan más jefaturas en esta administración que en la anterior, es cuestión de percepción, replicó.

Aceptó que existen casos de aviadores en el gobierno del estado, por lo que está realizándose una auditoría interna. “Sí tenemos conocimiento de que por ahí hay algunos casos”, comentó, pero no pueden decir aún cuántos ni cuánto dinero se pierde en ellos. “Estamos viendo las funciones de la gente y confirmando que efectivamente se estén desempeñando en el puesto por el que se les está pagando, y por ahí Contraloría, en el Artículo 79, tiene facultades de retención de sueldo (…) mano dura si es que salen las irregularidades”, aseveró, así sean de confianza o sindicalizados, “vamos con todo”.

Después de su enérgica afirmación, pidió que no se preocupe quien esté cumpliendo con su trabajo, pero que se preocupen quienes no se han “puesto la camiseta”.

http://www.youtube.com/watch?v=SgZ74TOjE2A

¡Comparte!

* * *