Los sectores de defensa del medioambiente califican que la decisión de Semarnat es acertada, pero se mantienen alerta ya que la empresa minera amenaza con agotar las instancias legales para lograr sus objetivos.

Después de que la Secretaría del Medio Ambiente y recursos Naturales desechó el trámite del proyecto minero Paredones Amarillos que promueve la empresa Vista Gold, el coordinador del programa de Agua de la asociación civil Niparajá, Pedro Zapata Morales, manifestó que las organizaciones ciudadanas y ambientalistas aplauden a SEMARNAT la suspensión para la instalación de la mina a cielo abierto en la Reserva de la Biosfera Sierra de La Laguna.

Aunque la decisión de la SEMARNAT es una excelente noticia, no representa el fin de la amenaza y no bajarán la guardia, ya que la compañía minera seguramente buscará agotar las instancias legales para impugnar la decisión de la autoridad.

Apuntó que entre el sector local y nacional existe un ánimo positivo por la oportuna y acertada decisión del Gobierno Federal, que rechazó la solicitud por considerar que ésta no cumple con los requisitos que marca la ley; particularmente en lo que se refiere a la legal posesión de los terrenos nacionales donde se establecería la mina.

Admitió que “las organizaciones civiles a veces somos muy críticas con la autoridad, porque es nuestro trabajo, pero de la misma forma hay que saber reconocer cuando los funcionarios públicos actúan en apego a la legislación, tomando decisiones que protegen el patrimonio natural de Baja California Sur, México y el mundo, como en el caso de la Sierra la Laguna”.
 Sin embrago, aclaró que las organizaciones han coincidido en afirmar que “aunque la decisión de la SEMARNAT es una excelente noticia, no representa el fin de la amenaza y no bajarán la guardia, ya que la compañía minera seguramente buscará agotar las instancias legales para impugnar la decisión de la autoridad, además de que en todo el país existen amenazas similares, de proyectos que pretenden establecerse sin tomar en cuenta los costos ambientales que generarían para la sociedad”.

El posible establecimiento de una mina de oro a cielo abierto ha generado una inmensa movilización social sin precedentes en la que más de 800 ciudadanos han enviado correos electrónicos a sus representantes en el Congreso y a los funcionarios públicos de la SEMARNAT

Comentó Zapata Morales que “en los últimos meses, el posible establecimiento de esta mina de oro a cielo abierto ha generado una inmensa movilización social sin precedentes en la entidad, en la que más de 800 ciudadanos han enviado correos electrónicos a sus representantes en el Congreso y a los funcionarios públicos de la SEMARNAT, y cerca de 10 mil han firmado las cartas de rechazo en Los Cabos, Todos Santos, La Paz y el resto del país”.

Dijo que la presión ejercida ha encontrado oídos en diversos funcionarios públicos estatales y federales que han manifestado abiertamente su oposición al proyecto, por lo que reiteró las organizaciones nos mantendremos alertas ante cualquier posible intento de la empresa para establecerse.

¡Comparte!

* * *