Sin contemplación alguna se aplicará la ley seca

Héctor Miranda