Siempre no llegará la Expo Ropa y Calzado de León
Guillermo Beltrán Rochín, secretario general del Ayuntamiento de La Paz
Guillermo Beltrán Rochín, secretario general del Ayuntamiento de La Paz, dijo que, “al parecer”, los comerciantes de León cambiaron de ruta y no se acercarán a la ciudad, pero no dejó de decir que, a pesar de ponerse del lado de los locales, a los visitantes “no podemos negarles el derecho a trabajar”.

La Paz, Baja California Sur.- Aunque el amplio gremio de comerciantes que se manifestó en contra de la llegada de la “Expo Ropa y Calzado de León, Guanajuato” juntó su dinerito para pagar un desplegado en los diarios locales agradeciendo a las autoridades municipales que hayan “reconsiderado”, negando así la presencia de la feria, el Ayuntamiento paceño precisó que los comerciantes guanajuatenses simplemente no han solicitado un permiso para establecerse próximamente y que si llegan a hacerlo, no pueden negarles el derecho.

Guillermo Beltrán Rochín, secretario general del Ayuntamiento de La Paz, dijo que, “al parecer”, los comerciantes de León cambiaron de ruta y no se acercarán a la ciudad, pero no dejó de decir que, a pesar de ponerse del lado de los locales, a los visitantes “no podemos negarles el derecho a trabajar”.

Por su parte, Raymundo de Jesús Valerio, dueño de la tienda Pieles California, en el centro de la ciudad, desde hace 23 años, y representante del grupo de comerciantes de esa área, recordó que la solicitud hecha a las autoridades fue que “de manera definitiva y permanente” se negara la instalación a los comerciantes de aquella entidad.

“Porque la restructuración de una economía de una ciudad como la nuestra, donde no hay turismo, donde no hay industria, donde la mayor fuente de empleo es el gobierno estatal, federal y municipal, tarda muchísimo en recuperarse ¿Cuántos años, yo me preguntó, tardará en recuperarse? No sé, tal vez pasa una, dos o tres administraciones municipales para que existiera solvencia económica aquí, pero mientras esto no suceda, el comercio organizado de la zona centro, de los mercados públicos y yo considero que muchos compañeros también de las zonas aledañas, estarán pensando y dispuestos a seguir luchando con el fin de que no venga. Yo me acuerdo, y ustedes no me van a dejar mentir, por ejemplo, cuando viene un circo, el circo que trae a los muchachos atractivos esos, Apolo, y que trae animales y que trae todo, duró la última vez, prácticamente, tres o cuatro meses aquí en la ciudad. Esos circos se llevan el dinero totalmente de la ciudad, entonces no hay, ni siquiera, para pagar impuestos, porque la gente va a ver espectáculos y deja de pagar el agua potable, deja de pagar el impuesto predial, deja de cambiar su licencia de manejo que está vencida, deja de hacer una serie de cosas por ir a ver espectáculos […] Con la Feria de León, en el mes de agosto que estuvieron aquí, prácticamente estuvimos sin pagar la renta ese mes, y tardó un mes en recuperarse la economía para que nosotros volviéramos otra vez, o sea, nos afectó dos meses consecutivos”.

Por otro lado, opinó que la caída económica del centro se debe a tres factores fundamentales. Primero, se refirió a la llegada de las grandes cadenas comerciales, la caída de los cines locales, como Cinema La Paz y Cine Versalles; en segunda instancia, señala que fue un golpe más duro aun el atestado al trasladar las oficinas del gobierno municipal del centro de la ciudad a una zona que hace relativamente poco era periférica.

“Estas dependencias ya no existen aquí, en el centro de la ciudad, entonces, mucha gente de toda la ciudad que venía a arreglar sus problemas, a visitar al presidente municipal, a tratar un asunto con el Cabildo, esas gentes dejaron de circular ya por esas calles del centro”.

Finalmente, “la falta de cajones de estacionamientos públicos” es otra de las causas, dijo, lamentando que los que existen de renta los hay pocos y caros.

“No queremos nosotros únicamente hacer señalamientos, queremos también participar, participar de una manera definitiva, como un apoyo verdadero para las autoridades municipales […] porque si el comercio no tiene dinero, la administración tampoco tiene dinero”.

¡Comparte!

* * *