Si cumplirá la diputada Ayala a  los tianguistas del Panteón. “Pero sólo a aquellos de muy bajos recursos”
El presupuesto del distrito I es limitado y es muy grande, indicó la diputada Marisela Ayala, por lo que “si alguien necesita una lona, pero alguien pide un medicamento ¿a quién le damos preferencia?”, se pregunta.
El presupuesto del distrito I es limitado y es muy grande, indicó la diputada Marisela Ayala, por lo que “si alguien necesita una lona, pero alguien pide un medicamento ¿a quién le damos preferencia?”, se pregunta.

Los integrantes de la asociación “Tianguis Panteón de Los San Juanes” “están equivocados, trabajando al revés”, indica la diputada Marisela Ayala Elizalde tras haber sido señalada de prometer y no cumplir por la asociación, pues los comerciantes del tianguis comentaban que se comprometió a regalarles 60 lonas y nunca lo hizo. Ayala Elizalde aseguró que entregará las lonas el 14 de febrero del 2012, “pero solamente a aquellas personas de muy bajos recursos”.

Los comerciantes no entregaron una relación justificada de los solicitantes de dichas lonas, aclaró la diputada, pues se trataba en un principio de sólo unas cuantas “personas con mucha necesidad y que lo que vendían era muy poco, que inclusive no tenían ni siquiera para poner una lonita en su puesto”, explica, sin embargo “ahora que entra la nueva dirigente, ella me adjudica, cuando no fue el compromiso con ella, de que yo les voy a dar las lonas a todos los del tianguis, es una gran diferiencia [sic]. El tianguis son tres líderes, tres asociaciones, entonces, si le das a unos, qué va a pasar con los otros”.

Es así que cumplirá el acuerdo, mas sólo entregará lonas “a esas personas que realmente lo necesita”. “En el tianguis hay gente que tiene todas las posibilidades de percibir, además de su fuente de trabajo”, dijo.

El presupuesto del distrito I es limitado y es muy grande, indicó, por lo que “si alguien necesita una lona, pero alguien pide un medicamento ¿a quién le damos preferencia?”, se pregunta.

Por último, recordó sus más de tres lustros dirigiendo a los comerciantes de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), señalando que en esos años la gente se sentía agradecida de tener un lugar para trabajar. “Lejos de pedir, dábamos […] en diciembre donábamos regalos para los niños del DIF, para la gente pobre. Ahora resulta que los nuevos líderes quieren que les regalen, aparte de darles la oportunidad de que trabajen, quieren todavía que le sustenten […] deben de tener la sensibilidad y la honestidad de decir, ‘esta persona sí lo necesita’. De entre esos sesenta, debe de haber pocos”.

¡Comparte!

* * *