Pese a la rechifla se retira NAM satisfecho. Difícil superar su obra, asegura

Héctor Miranda