Se prolongaron las vacaciones del CREE: les cortaron la energía eléctrica
Decenas de pacientes acudieron al centro para encontrar las puertas cerradas, sin nadie que pudiera darles información más que un parco letrero escrito con plumón negro que indicaba que el centro estaba “cerrado por falta de energía eléctrica”.
Decenas de pacientes acudieron al centro para encontrar las puertas cerradas, sin nadie que pudiera darles información más que un parco letrero escrito con plumón negro que indicaba que el centro estaba “cerrado por falta de energía eléctrica”.

A pesar de que ayer 5 de enero fue establecido como el día en que el Centro de Rehabilitación y Educación Especial del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), reanudaría sus servicios de valoración y rehabilitación integral a personas con discapacidad, sus instalaciones no abrieron debido a un corte en el suministro de la energía eléctrica.

Decenas de pacientes acudieron al centro para encontrar las puertas cerradas, sin nadie que pudiera darles información más que un parco letrero escrito con plumón negro que indicaba que el centro estaba “cerrado por falta de energía eléctrica”.

Un paciente tuvo la amabilidad, a pesar de caminar con dificultad, de indicarnos que en su kardex de citas le habían reservado esta fecha (miércoles 5 de enero) para ocupar los servicios de rehabilitación del CREE, visiblemente decepcionado tuvo que emprender una aparatoso regreso a casa.

Aun que los servicios del DIF estatal, cuyas instalaciones colindan con las del CREE en las calles Abasolo esquina con Colosio, reanudan el 10 de enero aun no tenían certeza si será hasta ese día en que los pacientes del CREE serán atendidos apropiadamente.

Aunque no pudimos encontrar a ningún autoridad en el plantel, se nos informó que los trabajadores del centro acudieron a trabajar normalmente pero fueron informados y despachados de vuelta a una extensión obligatoria de sus vacaciones, con la esperanza de que la administración normalice las actividades para el día de mañana.

¡Comparte!

* * *