Se plantan ex trabajadores de Transportes Águila en la Junta de Conciliación
El día de ayer, una comitiva de ex empleados se manifestó en las oficinas de la Junta de Conciliación para ser atendidos por su presidente, Mohamed Medina de la Toba, y exigirle atención, puesto que “no puede ser que lo siga solapando como los gobiernos pasados lo hicieron”, dejó ver José Juan Sanabria Ortega, uno de los trabajadores, quien indica que aproximadamente se les debe 60 millones de pesos a los cuarenta compañeros.
El día de ayer, una comitiva de ex empleados se manifestó en las oficinas de la Junta de Conciliación para ser atendidos por su presidente, Mohamed Medina de la Toba, y exigirle atención, puesto que “no puede ser que lo siga solapando como los gobiernos pasados lo hicieron”, dejó ver José Juan Sanabria Ortega, uno de los trabajadores, quien indica que aproximadamente se les debe 60 millones de pesos a los cuarenta compañeros.

Más de cuarenta ex trabajadores de la empresa Transportes Águila exigen beneficios de liquidación no respetados, después de ser echados injustificadamente. La Junta de Conciliación y Arbitraje del Gobierno del Estado ha congelado hasta por ocho años algunos de los casos y hasta la fecha no existe solución aparente.

El día de ayer, una comitiva de ex empleados se manifestó en las oficinas de la Junta de Conciliación para ser atendidos por su presidente, Mohamed Medina de la Toba, y exigirle atención, puesto que “no puede ser que lo siga solapando como los gobiernos pasados lo hicieron”, dejó ver José Juan Sanabria Ortega, uno de los trabajadores, quien indica que aproximadamente se les debe 60 millones de pesos a los cuarenta compañeros.

“Ya estamos cansados”, señaló, buscando la manera de ser tomados en cuenta por el gobierno estatal. A Sanabria Ortega lo despidieron por no acceder “a una baja de sueldo”, el que no la aceptara sería despedido. La empresa le dijo que “jamás” lo liquidarían y que podía hacer lo que quisiera.

“Transportes Águila ha sido una empresa muy privilegiada por el gobierno, ya que presta autobuses al gobierno para campañas, para todo ese tipo de situaciones (…) Cambian cada siete, ocho meses de patrón, pertenecen a un grupo de Ensenada, después pertenecen a otro grupo de otro lugar, reduciéndoles todas sus prestaciones”.

Por su parte, Sergio González Agúndez, otro ex empleado, aseguró que José López Soto, director de Transportes Águila, les dijo a los trabajadores que “está palanca con el gobernador”, por lo que no lograrían “arreglar nada”. Él también fue despedido injustificadamente. Luego de quince años de trabajo para la empresa y a ocho años de haber iniciado un juicio ante la Junta de Conciliación, su caso está estancado. “Llegué del viaje, me bajaron y hasta ahí”, recuerda.

Asimismo, expuso que el propio sindicato de los obreros de Transportes Águila confabula en su contra, pues autoridades de la asociación sindical no declararon  a su favor durante el juicio, señalando a los secretarios generales del sindicato, Antonio Cervantes Bastida y Ricardo Vázquez, al igual que el tesorero, César Javier Meza Amado. “Salió el laudo en contra mía, de parte del que estuvo como presidente de la junta, Ulises Castro”.

¡Comparte!

* * *