Diana Cuevas / Fotografías: Daphtne Cuevas

 Señalaron al gobernador y legisladores del estado de Baja California Sur, que están comprometidos con la laicicidad del estado mexicano y que es de esperarse el reconocimiento jurídico de los derechos de las mujeres y minorías sexuales.

Integrantes del “Pacto por la vida, la libertad y los derechos de las mujeres” realizaron, la semana pasada,  una manifestación de protesta “Por la defensa a decidir” en la representación oficial del gobierno de Baja California Sur en el Distrito Federal.

En dicha protesta entregaron un pronunciamiento dirigido al gobernador de Baja California Sur, Narciso Agúndez Montaño, en el cual condenan acciones protagonizadas durante su desempeño. Entre éstas se menciona el desvío de recursos del erario público para favorecer la construcción de un templo católico, lo que consideran “una abierta violación a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos”, así como un “acto obediente y sumiso del Poder Ejecutivo de Baja California Sur a los intereses de la jerarquía de una iglesia”. Señalan además el hecho de que, tanto el gobernador como legisladores del Partido de la Revolución Democrática del estado “han mostrado ambigüedad, indecisión y debilidad para impulsar y presentar una propuesta legislativa que otorgue reconocimiento jurídico al derecho de la mujer para decidir sobre su cuerpo e interrumpir de manera voluntaria su embarazo”, pues éste es un tema básico de salud para las mujeres por el que además “México está obligado, a través de tratados internacionales”.

Señalaron que dados los principios ideológicos del PRD, tanto el gobernador como legisladores, están comprometidos con la laicicidad del estado mexicano y que es de esperarse el reconocimiento jurídico de los derechos de las mujeres y minorías sexuales, mismos que a su vez convocan a impulsar.

Bajo una fotografía del gobernador vestido de obispo, que colgaron de un árbol, los manifestantes tuvieron que “deslizar el documento por debajo de la puerta”, pues en la representación “se negaron a abrir el recinto y el representante del gobierno salió por la puerta de atrás” .

Cabe mencionar que el “Pacto por la vida, la libertad y los derechos de las mujeres” fue signado en diciembre de 2009 por mujeres de la política, la academia y feministas, junto con organizaciones de diversos estados del país y del Distrito Federal, y tuvo como objetivo fundamental defender el derecho a decidir de las mujeres y su derecho a la salud sexual y reproductiva.

¡Comparte!

* * *