Se encamina BCS hacia el primer lugar nacional en población de enfermos

Malos hábitos, falta de ejercicio, falta de cuidados, venta de comida chatarra en escuelas y modelos de alimentación copiados de otras latitudes, hacen crecer el número de diabéticos, cancerosos e hipertensos 

Pese a que hace medio siglo era menor la expectativa de vida, la gente vivía más sana porque sólo consumía pescado, frijoles, tortillas y salsa, más té, que tiene vitaminas, café y frutas de la temporada.
Pese a que hace medio siglo era menor la expectativa de vida, la gente vivía más sana porque sólo consumía pescado, frijoles, tortillas y salsa, más té, que tiene vitaminas, café y frutas de la temporada.

De no tomarse acciones de gobierno coordinadas entre el sector salud y el sector educativo, Baja California Sur se encamina a ser primer lugar nacional en población de enfermos, advirtió el doctor Manuel Arturo Servín Carreón, jefe de los servicios médicos de Rofomex y ex director de la clínica hospital del Seguro Social.

Malos hábitos, falta de ejercicio, falta de cuidados, venta de comida chatarra en escuelas y modelos de alimentación copiados de otras latitudes, hacen crecer el número de diabéticos, de hipertensos, de insuficientes renales y de otras enfermedades ligadas a este padecimiento, producto de la obesidad y que es hoy por hoy primera causa de muerte en el país, después de muerte ocasionada por hechos violentos.

Cierto es que toda persona tiene «una fecha de caducidad» o una fecha programada de morir desde el momento de la concepción, cuando ambos progenitores les transfieren su código genético, pero esa «caducidad» se ve acelerada por malos hábitos en el comer, la falta de ejercicio y el abuso del cuerpo con malos hábitos.

Por ejemplo, cada vez es más frecuente entre sudcalifornianos el cáncer de vejiga, porque está demostrado que fumar y tomar cerveza de lata aumenta el riesgo de contraer este tipo de cáncer.

Pese a que hace medio siglo era menor la expectativa de vida, la gente vivía más sana porque sólo consumía pescado, frijoles, tortillas y salsa, más té, que tiene vitaminas, café y frutas de la temporada.

Pero con la globalización y la publicidad, la población transformó sus hábitos alimentarios y comenzó a comer que el corn flakes, que los hot cakes, los huevos con tocino, las hamburguesas, los hot dogs, los helados, las sabritas, los tostitos, etc, y refrescos como la cola cola, todos ellos con alto contenido de azúcar que el organismo no puede metabolizar. Baste señalar, dijo el doctor Servín, que una la mencionada lata de coca cola de 330 mililitros, contiene el equivalente a diez cucharadas de azúcar refinada, que llegó a esa refinación tras un proceso químico. La mejor azúcar es la morena.

También las grandes empresas contribuyeron a distorsionar los hábitos alimentarios, e incluso llegó a decirse que las fórmulas lácteas para bebés, por cierto muy caras, eran mejores que la leche materna; existe una gran presión sobre las cooperativas escolares para que sigan vendiendo productos chatarra, no obstante la reciente prohibición en tal sentido.

Hay tres tipos de enfermedades: orgánicas, mentales y sociales. Entre las orgánicas se encuentran las que se adquieren por bacterias, por hongos, por virus, por riketsias, y aunque ya hay medicamentos contra ellos, los virus mutan y lo malo es que cuando se ataca a los virus se está atacando también a la célula.

También son enfermedades orgánicas las crónico-degenerativas, como la diabetes y la hipertensión, la osteoartritis y el bloqueo de las arterias, pero éstas son producto de una mala dieta que se pueden prevenir y aun curar, con ejercicio y una buena alimentación, que consiste en la adecuada proporción de vitaminas, proteínas, minerales y carbohidratos, que contienen harinas y fibras, y aunque parezca un contrasentido aunque los carbohidratos tienen un alto contenido de azúcar, el organismo «quema» rápidamente esta glucosa. Media hora de caminata cuatro veces a la semana, equivale a «quemar» 400 calorías, y ello mantendrá más saludable al organismo.

¡Comparte!

* * *