Se cometieron errores en la escena del doble homicidio de policías reconoce el Procurador
A más de un mes del atentado, ocurrido en la delegación de San Antonio, la posición de discreción continúa, con el fin de no desvirtuar la investigación, insiste el Procurador de justicia.
A más de un mes del atentado, ocurrido en la delegación de San Antonio, la posición de discreción continúa, con el fin de no desvirtuar la investigación, insiste el Procurador de justicia.

Gamill Arreola Leal, titular de la Procuraduría General de Justicia (PGR) del Estado, señaló hace unos días que se cometieron muchos errores en la escena del doble homicidio de los policías municipales José Ramón Manríquez Manríquez y Jorge Adalberto Leyva Manríquez, todo gracias a la desorganización y no atención de protocolos, al parecer, pues señala que fueron movidos elementos de la escena del crimen por las instancias de seguridad que acudieron al sitio y procedieron cada cual de distinta forma. El sitio no fue acordonado inmediatamente, sino una vez que estaban presentes el Ejército, la Policía Municipal y la PGR.

A más de un mes del atentado, ocurrido en la delegación de San Antonio, la posición de discreción continúa, con el fin de no desvirtuar la investigación, insiste el Procurador de justicia.

Un día después del atentado, Arreola Leal expuso que Servicios Periciales y la Fiscalía de Asuntos Especiales se encontraban trabajando en el caso, pues debían analizarse objetos encontrados en el sitio y corroborar declaraciones. Hasta ahora no hay novedades, aunque las investigaciones prosiguen, pero son cautelosos al ofrecer declaraciones para no alertar a los criminales (sic).

Recordemos que Manríquez Manríquez y Leyva Manríquez fueron acribillados con AK-47 (cuerno de chivo), arma que, como expusiera el General D.E.M. Ángel César Amador Soto, titular de la Dirección General de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (DGSPTM) de La Paz, “nosotros sabemos quién lo usa o para qué lo usa […] [son] personas que vienen de otros lados y que traen algún móvil fijo, o un trabajo, como dicen, qué hacer”.

¡Comparte!

* * *