Denuncian los afectados que acudieron a la dependencia ante la oferta de empleo hecha por televisión, pero al recibir las solicitudes se argumentó falta de documentos y que volvieran la semana siguiente, para decir finalmente que los espacios estaban ya ocupados

 Decepcionados por el trato recibido y la falta de seriedad en los compromisos realizados, jóvenes profesionistas egresados de diferentes universidades locales, manifestaron sentirse burlados por el personal de la Secretaría de Salud (SS) que en días pasados promovió la recepción de solicitudes de empleo, pero que al final del proceso y trámite, sólo recibieron “argumentos sin fundamento y justificaciones para hacernos de lado”.

Explicaron los profesionistas, que la SS publicitó vía televisiva que contaba con espacios laborales los que abriría para que todos los interesados acudieran a entregar su respectiva solicitud, “la que al momento del turno que nos correspondía entregamos con los documentos requeridos, y en los casos en los que nos faltó un solo papel nos indicaron que regresáramos el fin de semana para que sin hacer fila de nueva cuenta sólo lo hiciéramos llegar, pero por segunda ocasión nos rechazaron los documentos y nos hicieron volver la semana siguiente”.

Abundaron que “como nos indicaron, cumplimos las instrucciones, pero al regresar el lunes el personal se negó a recibirnos bajo el argumento de que `no hay lugar y sólo la recepción fue para 300 solicitudes’ lo que nos parece injusto porque desde el inicio nos aseguraron que no habría problema y nuestra solicitud había sido considerada”.

Ante la negativa respuesta, dijeron los jóvenes “la frustración y el enojo nos embargó, porque si sabían que no tienen palabra no debieron engañarnos con tantos falsos argumentos y menos pedirnos regresar en una fecha posterior para sólo recibir una hoja que bien pudieron aceptar el mismo día”.

“Parece que todo fue una burla, y lo más triste es que creímos que tenían palabra y nos cumplirían sus indicaciones, pero nos dimos cuenta que no, que nada de lo que nos dijeron eran verdad” y añadieron “ahora sólo queda esperar para saber quiénes sí son contratados y saber si no son recomendados o familiares de funcionarios, como siempre sucede”.

¡Comparte!

* * *