Se adelantó el buen fin político de Marcos Covarrubias

Héctor Miranda