Rindió cuentas la primera dama
María Helena Hernández Lezama
María Helena Hernández Lezama aseguró que para lo que llama la gran familia DIF ha sido fundamental procurar y mantener la cercanía con la gente más vulnerable de la entidad, pues esto permite palpar las necesidades de los ciudadanos menos favorecidos.

La Paz, Baja California Sur.- María Helena Hernández Lezama, presidenta honoraria del Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (SEDIF), rindió este 18 de junio su informe de labores.

Aquello fue un despliegue de sentimentalismo estilo Rosa de Guadalupe o Se vale soñar. No cabe duda que hubo una muestra bastante gráfica del trabajo que ha realizado, pues luego de unas cuantas palabras iba y presentaba un video donde invariablemente los personajes, ciudadanos en situaciones vulnerables, agradecían su gran caridad. “Gracias, señora María Helena” era la consigna que parecía obligada. Videos hechos para llorar, como comerciales de Downy o sopas Campbell.

La presidenta aseguró que para lo que llama la gran familia DIF ha sido fundamental procurar y mantener la cercanía con la gente más vulnerable de la entidad, pues esto permite palpar las necesidades de los ciudadanos menos favorecidos. En ese sentido se refirió a la alimentación y al Programa Desayunos Escolares, que opera en comunidades marginadas acercando productos con aporte nutrimental y bajo contenido calórico, buscando el sano crecimiento de los menores y prevenir enfermedades como diabetes u obesidad infantil.

A la primera dama del estado se le veía un poco nerviosa al principio de su informe y libraba una pequeña lucha con el teleprompter. Algunos comentaron que no era necesario que usara una guía pues la consideran buena oradora, otros creyeron que rompería en llanto mientras hablaba de tan nerviosa que se percibía.

Al referirse al Consejo Estatal de Adopciones, adelantó que en conjunto con las jornadas de trabajo por el estado se emprende la búsqueda de futuros padres adoptivos para los niños de Casa Cuna Casa Hogar. También se refirió al Instituto Sudcaliforniano de Atención a Personas con Discapacidad (ISAPD), asegurando que se ha trabajado exhaustivamente en este tema, en coordinación con la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), buscando su debida inclusión a la sociedad mediante talleres de sensibilización y concientización sobre garantías individuales.

Dejó ver que en la lucha por los grupos vulnerables los ancianos también forman una parte importante, por lo que a través del programa Pensiones Humanitarias se entregaron dos mil cuatrocientos apoyos que favorecieron a doscientas personas de los cinco municipios, durante dos años de trabajo.

Finalmente se refirió al programa rector de todas las actividades de la administración Covarrubias, “Valor Sudcaliforniano”, el cual atiende principalmente problemas de adicciones, violencia, obesidad infantil, suicidio y embarazo precoz. Dijo que continuará ejecutando acciones en favor de la unión familiar y del óptimo desarrollo humano para evitar que estos cinco fenómenos continúen creciendo.

“Mientras caminemos juntos de la mano sociedad y gobierno, no habrá obstáculo que no podamos vencer ni meta que no podamos alcanzar”.

Por su parte, Martín González Fiol, director general del SEDIF, opinó que la calificación del informe “va a depender mucho del sabor de boca” que su trabajo haya dejado en la gente, pues “falta mucho por hacer”:

“Yo creo que aquí si no conjugamos sociedad, gobiernos, clubes de servicio, asociaciones, difícilmente podremos mejorar el tejido social en Baja California Sur”.

¡Comparte!

* * *