Reprobados por la CNDH los Ceresos de Loreto y La Paz

Héctor Miranda