Renunció “voluntariamente” el director de la Normal
Francisco Careaga
En menos de una semana, dos escándalos acabaron con la carrera como director de la BENU de Francisco Careaga, quien presentó ya su renuncia «voluntaria».

La Paz, Baja California Sur.- Tras los escándalos mediáticos que evidenciaron su inadecuado desempeño, renunció Francisco Careaga Domínguez a la dirección de la Benemérita Escuela Normal Urbana (BENU), según confirmó Mateo Casillas Ibarra, secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) sección 3.

El dirigente comentó que tras sostener una charla sobre el tema con Alberto Espinoza Aguilar, titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP) en Baja California Sur (BCS), se decidió que «lo ideal es que [Careaga Domínguez] deje el camino libre», quedando como encargado provisional del plantel el subdirector administrativo, Manuel Salvador Navarro Romero.

Las causas más evidentes de la toma de esta decisión, dejó ver Casillas Ibarra, fue, por un lado, el manejo del caso Miguel Ángel Barajas Hirales, quien recientemente optó por iniciar una breve huelga de hambre «provocada por el maltrato» del ahora exdirector y por su negativa a gestionar el otorgamiento de un puesto de empleo para su hijo, toda vez que su estado de salud no le permite continuar trabajando; y, por otra parte, las denuncias que pesan en su contra por tráfico de influencias para otorgar o promover plazas a conveniencia, realizadas por un grupo de docentes de la institución que suma más del setenta por ciento del total de profesores. En ambos casos salió a relucir la prepotencia y el nepotismo de Francisco Careaga.

En el primer tema, el secretario general dejó claro que «las plazas no se heredan», pero que por tratarse de una situación particular, una comisión dictaminadora de la SEP determinará si el hijo de Barajas Hirales se queda o no con su puesto, así como bajo qué concepto y condiciones sería. En el segundo tema, aseguró que, tanto en educación básica, como en media superior y superior «no hay tráfico de influencias» del SNTE y que nadie obtiene un puesto de trabajo por recomendaciones de nadie.

Con la separación de Careaga Domínguez «no se está violentando absolutamente ningún derecho, ni de los compañeros ni del director de la escuela, ahí es simplemente facultad de la Secretaría de Educación Pública, del Gobierno del Estado, incluso, decidir ‘esta persona se va, esta persona sale’ […] Por esa razón, creo que con la renuncia del profesor Careaga vamos a solucionar el problema que imperaba», culminó Casillas Ibarra.

¡Comparte!

* * *