Registrados 23 casos de cáncer desde la instalación de antena celular, alertan vecinos de la 3 de Mayo
Los vecinos han iniciado una campaña de recolección de firmas, pretenden llegar a 1000, con el fin de presionar al gobierno municipal. Hasta hoy llevan poco más de 700 rúbricas.
Los vecinos han iniciado una campaña de recolección de firmas, pretenden llegar a 1000, con el fin de presionar al gobierno municipal. Hasta hoy llevan poco más de 700 rúbricas.

“¡Ya estamos hasta la madre!” confiesan vecinos de la colonia 3 de Mayo, cuando se refieren al problema de salud que presenta la antena de comunicación celular ubicada en una de las calles transversales a Carabineros, a un costado del hospital Juan María de Salvatierra, pues desde 10 años para acá, fecha en que fue instalada dicha antena, se han presentado, al menos, 23 casos de personas con cáncer en los alrededores, de las cuales 7 han fallecido, como es el caso de la señora Cecilia, finada el pasado 31 de agosto. La causa atribuida a decesos y enfermedades es la contaminación electromagnética que genera la mentada antena.  “Tenemos 2 años peleando por que la reubiquen (…) a raíz de que llegó hubo un brote de cáncer aquí, a raíz de que llegó la antena (…)”. Reclaman los vecinos.

En agosto del 2008 los colonos de la 3 de mayo solicitaron a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales; a la Secretaría de Planeación Urbana, Infraestructura y Ecología; y a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, informes por escrito acerca de si los propietarios de la antena dieron cuenta a las Secretarías sobre la Ley General de Equilibrio Ecológico y sobre el Uso de Suelo, que dentro de sus reglamentos dicta que particulares y empresas deben de presentar, ante las autoridades referidas, un Dictamen de Manifestación de Impacto Ambiental, en caso de proyectos de esta índole. Seis días después de ser recibida la solicitud, esta fue la respuesta que recibieron del director de la Secretaría de Planeación Urbana, Infraestructura y Ecología, los pobladores: “Hacemos de su conocimiento que una vez revisados los archivos que obran en esta Dirección, no se encontró ninguna solicitud y ningún Dictamen Técnico de Uso de Suelo emitido respecto a la antena antes descrita”. Las respuestas de las otras Secretarías se mueven en el mismo tenor, con el mismo resultado. Es decir, no fue construida bajo consentimientos legales, por lo que el ambiente turbio se hace notar, esto sin mencionar que los pobladores fueron completamente engañados para levantar la antena.

Los vecinos argumentan que mientras excavaron el pozo para los cimientos, constantemente indagaron a encargados de la construcción acerca del objetivo de llevar máquinas excavadoras a la zona, la respuesta era que construían una alberca, parte del proyecto de la construcción del polideportivo ubicado en la ex pista aérea. “Nada más terminaron de hacer el hoyo, levantaron la antena en unos 5, 7 días, y desaparecieron (…) nunca nos avisaron. Pasaban los chamaquitos a ver el inmenso hueco que hicieron para cimentar la antena y les decían que iban a hacer una piscina y les regalaban dulces y los chamaquitos iban y nos informaban que lo que se iba a hacer era una piscina. Eso es cierto, así nos dijeron”.

Otro de los problemas que causa la construcción, que también pone en peligro vidas humanas, es derivado precisamente del verdadero fin de la excavación, ya que cuenta con 6 metros de profundidad y 4 metros de diámetro para colocar las zapatas que sostienen la estructura metálica de comunicación celular, lo que ha causado que los temblores comprendidos en los últimos 10 años afecten de manera muy particular a las viviendas de esta área, pues el movimiento subterráneo que sucede gracias a la sacudida de la enorme antena, mueve el suelo de tal forma que las casas más próximas presentan grietas profundas en techos, muros y suelos. Lo mismo ocurre con los grandes vientos de los huracanes, mueven la antena de tal modo que el suelo tiembla cada vez que el vendaval es violento, además de estar en riesgo latente de caer sobre las viviendas aledañas. “Aquí es zona de sismo y huracanes, para donde sea que caiga la antema va a matar gente (…) en ningún momento estamos en contra de ella, simplemente queremos que la reubiquen como ya lo han hecho con otras cuatro”.

Los vecinos han iniciado una campaña de recolección de firmas, pretenden llegar a 1000, con el fin de presionar al gobierno municipal. Hasta hoy llevan poco más de 700 rúbricas. Han recibido apoyo del Frente Zapatista Sudcaliforniano y, por supuesto, de un precandidato (estas acciones son sus favoritas), Luis Armando Díaz. Ciertamente los vecinos expresan que repudian al PRD y que prefieren que gane el Partito Verde o el PRI, cualquiera antes del PRD, pero al menos LAD los apoyó con el entierro de la señora finada el día último de agosto. Se dicen apartidistas, sin embargo tienen que caer en las telarañas de estos, ya que Rosa Delia no ha dicho ni pío para solucionar este problema y “nos debe una respuesta”. “No queremos votar por LAD, pero vamos a votar por el que nos quite la antena”. Culminaron los vecinos.

¡Comparte!

* * *