Miguel Antonio Núñez Álvarez, negó la declaración rendida ante el Ministerio Público, pero aceptó haberle clavado una navaja al occiso sólo una vez y el resto de las heridas que presentaba se las provocó un menor de edad que lo acompañó al consultorio de Raúl  Cuevas López.

«Yo sólo en una ocasión le clave una navaja a Raúl Cuevas López, ya que el resto de las heridas que presentaba se las provocó un menor de edad que me acompañó al consultorio del occiso», destacó en su declaración preparatoria Miguel Antonio Núñez Álvarez en el Juzgado II Penal de esta ciudad, luego de ser consignado por el delito de homicidio simple intencional.

Núñez Álvarez, de 22 años, originario de la ciudad de Durango, empleado de la empresa Roca Fosfórica Mexicana -ROFOMEX-, fue notificado tras prestar declaración de que el delito que se le imputaba estaba previsto y sancionado como grave por el Código Penal vigente y aplicable en el Estado, y contempla el beneficio de libertad bajo las reservas de ley.

Dentro de las constancias que obran en el expediente procesal, destacan las declaraciones de varios jóvenes que resaltaron que la victima y el detenido mantenían una relación amorosa. Además, algunos de los testigos señalaron que el psicólogo Raúl Cuevas durante las reuniones daba preferencia a Miguel Antonio, y que en algunas ocasiones se lo llevó de vacaciones a Ciudad Obregón, Sonora, y además le perdonó que en alguna ocasión le robó en el consultorio, y a donde ingresaba cuantas veces quisiera sin molestarse el psicólogo».

El acusado agregó a su declaración que él no había sido el causante de la muerte del psicólogo, ya que él solo le asestó un navajazo al occiso y afirma que el resto de las puñaladas se las dio un menor de edad que estaba en el domicilio.

Por otra parte al ser cuestionado Núñez Álvarez en torno a la declaración que rindiera ante el Ministerio Público, manifestó que la desconocía y que la había firmado debido a que fue golpeado y obligado, agregando que él no había sido el causante de la muerte del psicólogo, ya que él solo le asestó un navajazo al occiso, y el resto de las puñaladas se las dio un menor de edad de nombre Jesús Antonio Becerra». Ante ello, el representante legal del inculpado, procedió a solicitar careos entre el menor presunto implicado en el crimen y la madre del menor, y los cuales quedaron acordados para el día de mañana.

Como se informara en El Peninsular, Miguel Antonio Núñez Álvarez, fue capturado luego de encontrarse el cadáver de Raúl Cuevas López, de 45 años, originario de la ciudad de Obregón, en el interior de su consultorio situado en Aquiles Serdán e/ 16 de Septiembre y Santos Degollado en esta ciudad; hechos registrados el día 14 del pasado mes.

¡Comparte!

* * *