Que nunca han tenido problemas con Baja Ferries, asegura API
Jesús Robles González
Nunca la Administración Portuaria Integral (API) ha tenido problemas con Baja Ferries, dijo Jesús Robles González, Director de esa dependencia.

La Paz, Baja California Sur.- Nunca la Administración Portuaria Integral (API) ha tenido problemas con Baja Ferries, dijo Jesús Robles González, Director de esa dependencia, pero API, para evitar cualquier tipo de situación que pudiera poner en duda la aplicación del cobro de los servicios que proporciona, está facultado para realizarlos mediante un título de concesión amparado por los artículos 60 y 61 de la Ley de Puertos.

Y continuó, Baja Ferries malinterpretó una consulta que hizo a la Coordinación de Puertos, en esa consulta, esa empresa solicitaba información sobre la existencia de una tarifa registrada como ATP (Acceso a la Terminal Portuaria), la Coordinación de Puertos respondió que no se encontró alguna tarifa registrada con ese nombre y por eso Baja Ferries se abstuvo de pagar esa tarifa desde 2010 y hasta 2012, lo que generó “un problema financiero bastante fuerte”.

A pesar de lo anterior y apegados a derecho, la API consultó también a la Coordinación de Puertos al respecto, y esta respondió que “no es su obligación registrar ese tipo de tarifas […], pero que no tiene inconveniente, a petición de nosotros, de registrarla para hacer un análisis de transparencia y evitar que haya una duplicidad de tarifas que sea competitiva”, subrayó Robles González. Ya registrada la tarifa y debido a que la API no recibía ese ingreso, consultaron al Consejo de Administración y la misma Coordinación de Puertos para poder realizar ese cobro, cobro que se hace al usuario de la naviera para “de alguna manera, congelar el problema y que este no fuera creciendo. Al día de hoy estamos en esa situación”, detalló Robles Domínguez

En cuanto a la situación financiera que enfrentó al API en 2011, Robles González dijo que fue complicada, “y fue complicada porque el 40 por ciento de nuestros ingresos se fue en pago de impuestos, en pago de IMSS y de PTU, etcétera, porque tenemos una utilidad virtual”.

El 30 por ciento de la cartera vencida se fue a gasto corriente, lo que permitió aplicar sólo el 10 por ciento de ingresos en favor de la infraestructura portuaria, informó el funcionario, con ese 10 por ciento se terminó al 100 por ciento el dragado de la dársena de Pichilingue “que era una necesidad imperiosa para la navegabilidad; normalmente nadie le entra porque no se ve. Fue una año bastante complicado”.

Comentó también que, durante 2011, se logró conocer a fondo la situación por la que estaba atravesando la API debido a “situaciones heredadas”, y aclaró que ya tienen “montada la película en cuanto a dónde estamos y hacia dónde vamos”.

¡Comparte!

* * *