Privatización, el fin oculto de la reforma educativa, insiste el SNTE
Mateo Casillas Ibarra
“No vamos a permitir, absolutamente para nada, que de acuerdo a una evaluación esté en juego la permanencia del maestro frente a las aulas”, dijo Mateo Casillas Ibarra.

La Paz, Baja California Sur.- La tarde de este 21 de enero el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) en Baja California Sur (BCS) pronunció su postura frente a la reforma educativa y la manera en que fue aprobada por el congreso local. Mateo Casillas Ibarra, líder del gremio en la media península, manifestó que la reforma educativa debe enfocarse en la mejora de la calidad de la educación y en la creación de mayor infraestructura educativa, produciendo así las “condiciones necesarias” para impartir cátedra; igualmente, se refirió al Congreso del Estado, expresando sentir “tristeza” por su desempeño.

“No vamos a permitir, absolutamente para nada, que de acuerdo a una evaluación esté en juego la permanencia del maestro frente a las aulas”, dijo Casillas Ibarra, anteponiendo que no están en contra de ser evaluados, sino en contra de que un examen defina la “permanencia” de los docentes en el sistema educativo mexicano:

“Una evaluación sí, pero que sirva para conocer cuáles son las debilidades y cuáles son las fortalezas de cada uno de los compañeros”.

En este sentido, señaló que lo único rescatable de la reforma es lo que fue copiado de la Alianza por la Calidad de la Educación (ACE).

Respecto a las manifestaciones que se auguran para contrarrestar las enmiendas constitucionales, el líder del magisterio aseguró que serán expresiones que no afectarán el desempeño de las instituciones educativas y sus estudiantes:

“No vamos a suspender labores, no se va a suspender labores para manifestarnos, para que la sociedad se entere de lo que estamos haciendo. Nuestros alumnos merecen respeto, los padres de familia merecen respeto y la invitación que vamos a hacer a los compañeros de la educación va a ser en contraturno, esto quiere decir que si un compañero termina sus labores a las dos de la tarde, tres de la tarde, invitamos a que a las cinco de la tarde, seis de la tarde, se sumen a este trabajo”.

Respecto a la convocatoria que realizara el SNTE a los docentes del país para ampararse contra las recientes reformas, Mateo Casillas afirmó que alrededor del noventa por ciento de los casi diez mil profesores afiliados al sindicato más grande de Latinoamérica en BCS interpusieron este recurso:

“La respuesta que tuvimos fue excelente, excelente, les puedo garantizar que, aproximadamente, el noventa por ciento de los compañeros acudieron a este llamado”.

Respecto a la aprobación ipso facto de la reforma educativa por los legisladores sudcalifornianos, el dirigente recordó las declaraciones que ha vertido refiriéndose al tema:

“Las declaraciones que yo hice es de que me daba tristeza, me daba tristeza de que hayan aprobado la ley al vapor, que hayan aprobado las iniciativas que vienen directamente del ejecutivo federal al vapor, sin que hubiese un análisis profundo, profundo por parte de los legisladores locales […] Lo que sí me dio mucha satisfacción, y con toda franqueza se los digo, felicito, felicito a las dos diputadas, maestras, que se abstuvieron de votar, independientemente, independientemente del partido que sean, la profesora Sandra Elizarrarás, de un partido [PRI], y la profesora Adela González Moreno, de otro partido [PAN]”.

Por su parte, José Santana Leyva López, representante del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del SNTE, indicó que el objetivo primario de su lucha es “la defensa de la escuela pública y la defensa de los derechos laborales”, pues el fin oculto de la reforma educativa, sostuvo, es la privatización de la educación en México, mostrando que el hecho de que casi tres mil profesores en la entidad se mantengan bajo la categoría de compensados es una muestra de la intención por privatizar de la escuela pública.

“Si es necesario llegar a los tribunales internacionales para defender la causa deberá hacerse […] Los maestros haremos una lucha pacífica, porque somos pacifistas, lo haremos con cultura, porque es lo que sabemos hacer, tal cual lo hiciera el campesino con su machete […] pero no renunciamos a nuestro derecho constitucional de manifestarnos en la calle, ni mucho menos dejar de lado el derecho de huelga”.

Para finalizar, buscó reivindicar la figura que se tiene del maestro mexicano y lamentó que a los educadores de la república se les maneje bajo el silogismo: “ese maestro es flojo, entonces todos los maestros son flojos”.

“Creemos que existen algunos compañeros que se han enfermado de algunas cosas como alcoholismo, tal vez hasta drogadicción, mas sin embargo (sic), díganme, cuándo se ha corrido a alguien porque tenga gripa, cuánto drama existe por parte del gobierno para atender ese tipo de problemas, que son problemas de salud, igual que diabetes, igual que la obesidad y tantas otras”.

¡Comparte!

* * *