Prefieren algunos ranchos cerrar antes que reconocer derechos de jornaleros

Héctor Miranda