Prefieren algunos ranchos cerrar antes que reconocer derechos de jornaleros
José Luis Perpuly Drew
José Luis Perpuly Drew aseguró que las cosas han cambiado en el instituto y ante este cambio empresas han decidido “cerrar sus puertas” antes que reconocer los derechos laborales de sus jornaleros.

La Paz, Baja California Sur .- Debido a que en el tema de los jornaleros agrícolas “las cosas han cambiado” en la Secretaría de Trabajo y Previsión Social en el Estado (STyPS) ha habido sanciones a empresas e incluso un rancho agrícola decidió terminar con sus operaciones porque no quería costear el proceso de reconocimiento de sus trabajadores bajo el nuevo orden laboral.

Así lo informó el titular de dicha dependencia José Luis Perpuly Drew quien consideró que es necesario fomentar una cultura de la denuncia entre los trabajadores de los campos agrícolas diseminados en todo el estado.

Entrevistado en torno al tema del respeto a los derechos laborales y humanos de la fuerza de trabajo de los ranchos agrícolas del estado, personas que generalmente vienen de otros estados de la república a trabajar por temporadas en las faenas del campo sudcaliforniano, Perpuly Drew informó sobre las acciones que implementa la dependencia que dirige en los ranchos agrícolas de la entidad:

“La Secretaría del Trabajo tiene un padrón de 87 ranchos con un promedio anual de 17 mil trabajadores provenientes de diversas regiones del país, actualmente se ha implementado una inspección laboral sobre todo en los ranchos de la zona de Vizcaíno, Comondú, Todos Santos, Pescadero Melitón Albañez para que se cumplan las condiciones de trabajo”.

El funcionario relató que, recientemente en un rancho de Los Cabos, encontraron que 35 personas no habían sido dadas de alta en los servicios mexicanos de seguridad social.

“Inmediatamente indicamos para que fueran dados de alta y pasamos copia a Derechos Humanos y al Instituto Mexicano del Seguro Social” expresó.

El funcionario aseguró que las cosas han cambiado en el instituto y ante este cambio empresas han decidido “cerrar sus puertas” antes que reconocer los derechos laborales de sus jornaleros:

“Las cosas han cambiado porque en esta administración se ha intensificado la inspección y nos hemos acercado a los administradores de estos lugares para hacer exhortos para que conozcan la nueva ley del trabajo, pero hemos encontrado casos aislados como este caso y un rancho en Melitón de Albañez que cerró sus puertas”

“Estamos inclusive promocionando directamente las vacantes de empleo agrícola en el portal del Servicio Nacional de Empleo para que las personas que vengan lleguen algo seguro y no sean enganchadas mediante mentiras a un trabajo donde no se le respeten sus condiciones laborales, inclusive les damos un apoyo para transportación”.

El funcionario expresó que aún se puede hacer más pero es necesario que existan demandas laborales por parte de los trabajadores pues “si no existe una demanda por parte del trabajador para iniciar un proceso legal, para la Secretaría es muy difícil entrar si no existe una base legal”.

“Para el 2013 reforzamos la vinculación entre la inspección y la Procuraduría de la Defensa del trabajo, unos para que revisen las condiciones y otros para que den asesoría en los ranchos agrícolas, en las próximas semanas vamos a estar con la procuradora de la Defensa del Trabajador para acercarla a los ranchos”, finalizó.

¡Comparte!

* * *