Se van a paro recolectores de basura
trabajadores del servicio de recolección.
“La gota que derramó el vaso es que en la mañana se presentó un compañero trabajador con un cheque de su sueldo nominal que le rebotaron en el banco, por lo que tomamos la determinación de detener el servicio, y ya no es nomás que nos paguen una quincena sino que nos paguen todo” expresó el representante de los trabajadores del servicio de recolección.

La Paz, Baja California Sur.- Retrasos de hasta tres quincenas en el pago de horas extra, en el bono vacacional y de regreso a clases y adeudos a personal de confianza fue lo que provocó las condiciones para el estallamiento de un paro en el servicio de recolección de basura la mañana de este jueves en la capital del estado.

Cerca de 150 trabajadores del servicio de recolección de basura iniciaron un paro de labores este jueves cuando a un trabajador del servicio “le rebotaron” un cheque con el pago de su salario lo cual provocó el descontento generalizado de personal tanto sindicalizado como eventual que trabaja transportando los desechos sólidos que generan los ciudadanos.

Esto fue comunicado a Peninsular Digital por Humberto Amador Talamantes, delegado sindical quien dijo que esta situación se ha venido dando a pesar de que la presidenta municipal declaró a la ciudadanía ante los medios de comunicación que no tenía deudas con sus trabajadores.

“La gota que derramó el vaso es que en la mañana se presentó un compañero trabajador con un cheque de su sueldo nominal que le rebotaron en el banco, por lo que tomamos la determinación de detener el servicio, y ya no es nomás que nos paguen una quincena sino que nos paguen todo” expresó el representante de los trabajadores del servicio de recolección.

“Nos damos cuenta que hacen mega jornadas en la colonia y en otras cuestiones que hay derrama, cuando la presidenta declara en el radio que no se nos debía ni un cinco cuando hay compañeros de confianza todavía se les debe su prima vacacional y algunos ni su sueldo se les ha pagado”.

Amador Talamantes expresó que, la ciudad crece y la flotilla de camiones que ronda las 40 unidades no se da  abasto para realizar las cosas en un turno por lo que muchos trabajadores, buscando mejorar el ingreso familiar se comprometen a prestar el servicio horas extra, “dice la palomilla ‘va llegar el momento en que nos van a pagar’ pero se acerca el tiempo del regreso a clase, en donde hay que realizar una serie de pagos”.

El líder sindical dijo que a primera hora de la mañana, el secretario general del ayuntamiento, Guillermo Beltrán Rochín acompañado del director de Servicios Públicos Juan de la Peña Salgado se presentó ante los trabajadores para conocer las demandas y buscar una solución.

“Ellos dicen que no hay dinero para por completo, pero hicieron el compromiso de revisar en qué medida nos pueden cubrir, nos dijeron que en un par de horas nos van a dar una respuesta pero la determinación de los trabajadores es no recibir un abonito, sino que se nos cubra lo que se nos debe” finalizó.

¡Comparte!

* * *