Lo que se traduce en una pérdida económica de 210 mdp revela estudio del IMCO y SinTráfico.

Pierde el paceño 32 horas al año atorado en el tráfico

La Paz, Baja California Sur.- Más de 32 horas al año son las que los automovilistas pierden atorados en los congestionamientos viales reveló el estudio “El costo de la congestión: vida y recursos perdidos” publicado por el Instituto Mexicano para la Competitividad A.C. (IMCO) y SinTráfico.

En este estudio, La Paz ocupa el lugar 27° en el ranking con un costo anual de la congestión vial de 210 millones 47 mi1 576 pesos en pérdidas, además del tiempo que sus habitantes pierden atorados en el tráfico, que es de 32.66 horas en promedio al año.

En todas las ciudades analizadas, la pérdida económica promedio es de 3 mil 875 pesos por persona al año. “Con este monto una persona podría comprar 2.5 canastas básicas”, indicó el IMCO.

El estudio, el primero de este tipo en el país, analiza el impacto social y económico de la congestión vehicular en las 32 ciudades mexicanas de mayor actividad económica. “La congestión en estas ciudades cuesta 94 mil millones de pesos al año y cada persona pierde en promedio pierde 100 horas adicionales en sus traslados al año”, señaló el IMCO.

Ante ello, el IMCO propone:

Invertir en transporte público seguro, eficiente y limpio conforme a la proporción de usuarios así como en infraestructura para movilidad no motorizada.

Hacer que el transporte público sea financieramente sostenible, con descuentos para la población vulnerable.

Fomentar la evolución hacia las ciudades inteligentes con sistemas centralizados de información que ayuden a los usuarios a tomar decisiones multimodales para sus traslados.

Desincentivar el uso del automóvil a través de impuestos verdes: Tenencia e impuesto sobre gasolinas

Eficientar el uso del espacio público: Parquímetros, cobro de vialidades urbanas, cargo por congestión y límites máximos de unidades.

Fomentar el  crecimiento urbano compacto: Usos de suelo mixto, mayores alturas de construcción, eliminar requerimientos mínimos de cajones de estacionamientos (como en CDMX y Guadalajara)

Promover la construcción de vivienda social en zonas centrales con incentivos fiscales

Aumentar potencial de construcción

Permitir la operación regulada de iniciativas de movilidad como servicio.

Invertir en protocolos de medición y reportes a los ciudadanos acerca de los resultados de los sistemas de movilidad para medir los avances de los proyectos y políticas.

¡Comparte!

* * *