Persiste el riesgo de contaminación por Paredones Amarillos

Semarnat le negó el cambio de uso de suelo para operar mina a cielo abierto, porque no comprobó tenencia en el uso del suelo, pero no se duda que la empresa presente un nuevo planteamiento

Es oportuno recordar, dijo Zapata Morales, que el proyecto contempla la extracción de oro en una meseta en la Sierra de la Laguna, y la creación de un tanque para lavar el oro extraído y en seguida purificarlo con el uso de arsénico y cianuro.
Es oportuno recordar, dijo Zapata Morales, que el proyecto contempla la extracción de oro en una meseta en la Sierra de la Laguna, y la creación de un tanque para lavar el oro extraído y en seguida purificarlo con el uso de arsénico y cianuro.

El maestro en ciencias Pedro Zapata Morales advirtió que no ha desaparecido el riesgo de que la empresa Paredones Amarillos opere una mina a cielo abierto en la zona protegida de la Sierra de la Laguna, con la consecuente contaminación de los mantos freáticos.

Semarnat, dijo, le negó el permiso de cambiar el uso del suelo y por lo tanto de operar, porque no comprobó la propiedad en la tenencia de la tierra.

“No me compruebas que eres dueño de la tierra y por lo tanto no te puedo dar el permiso para que cambies el suelo”, fue el criterio con el que decidió la negativa el gobierno federal, señaló Pedro Zapata.

Se sabe que la empresa de capital principalmente canadiense, tiene un convenio con ejidatarios para rentarles sus tierras por diez años, tiempo que calcula será productiva la mina.

Pero no se duda que en cualquier momento Paredones Amarillos pudiera recurrir a la compra de tierras en áreas estratégicas para iniciar la operación de la mina y vuelva a replantear su solicitud de permiso de explotación a la Semarnat, por lo que el peligro de contaminación de los acuíferos no ha desaparecido, dijo Zapata en reunión con miembros del Grupo Madrugadores.

Sin embargo, afirmó, los grupos ambientalistas “estamos atentos a los avances que vaya teniendo la mina Paredones Amarillos en sus gestiones ante la autoridad, que por ley está obligada a realizar una consulta pública antes de dar una eventual autorización para la explotación de la mina.

Es oportuno recordar, dijo Zapata Morales, que el proyecto contempla la extracción de oro en una meseta en la Sierra de la Laguna, y la creación de un tanque para lavar el oro extraído y en seguida purificarlo con el uso de arsénico y cianuro.

Este proceso se realizaría en una presa de jales, pero luego del lavado, el agua que se utilizó en el proceso, contaminada con arsénico y cianuro, se vertería en un cauce, que por gravedad y por filtración iría a parar a los principales sistemas acuíferos: Santiago, El Carrizal y hasta Los Bledales, ya que la presa de jales estaría a mil metros de altura sobre el nivel del mar, y los acuíferos se encuentran casi a nivel del mar.

¡Comparte!

* * *