Pedregal, Miramar, Cárdenas, Progreso, Tabachines y La Fuente: rutas peligrosas para el transporte público

Iván Gaxiola

“no puedes hacer nada, si un menor te golpea no puedes hacer nada”, hasta que nos medio maten.

“no puedes hacer nada, si un menor te golpea no puedes hacer nada”, hasta que nos medio maten.

El estado de los vehículos del sistema de transportes urbanos de la ciudad se debe, principalmente, al mal trato que secundarianos le dan a los autobuses, según lo reportan los choferes. Los camiones sufren daños constantemente en las colonias Pedregal, Miramar, Cárdenas, Progreso, Tabachines y La Fuente, con mayor regularidad cuando cae el sol. A partir de las nueve de la noche se corre el riesgo, como pasajero, de ser lastimado por el envío de una piedra o por los vidrios que saltan al impactar éstas en los cristales.

Este Cinco de Mayo hablamos con dos de los choferes de las rutas afectadas. Juan José, de la unidad 819, comenta que es nuevo en el trabajo de chofer de transporte público y que ha escuchado, ya, diversas historias sobre su ruta: “Guelatao-Progreso”. Cuando recién inicié habían asaltado a un chofer, precisamente en este mismo camión, la misma ruta […] con eso de las piedras no se sabe, sí han lastimado gente […] doy la última vuelta a las diez cuarenta y siempre me salen por aquí (Margarita Maza de Juárez y 5 de Mayo en la colonia Guelatao) morrillos que tiran terrones, huevos… pero una vez tiraron un rocón de este pelo y entró por la ventana rota […] venían sólo dos personas y venían hasta en frente, de suerte no pasó nada.

Julio Maldonado Silva es el chofer del autobús 816, que dice no le pongas anónimo, pon mi nombre, pues desea alzar la voz de la manera que sea posible, pues, según él, cada vez que ha reportado incidentes a los números de emergencias 066 y 089, le han dicho que no pueden hacer nada al respecto, pues los agresores son menores de edad, y nos dicen, “no puedes hacer nada, si un menor te golpea no puedes hacer nada”, hasta que nos medio maten. A Julio le han ocurrido diversas cosas, en el autobús 818 le rompieron dos vidrios, ahora en febrero, en el puente de Forjadores de Sudcalifornia y Colima. Son puros menores de edad y no es todo lo que hacen. Nosotros lavamos con thinner, cada semana, los camiones, y mira como está, dice asomándose por el retrovisor al final del camión, todo rayado.

Cuando preguntamos al agente de Tránsito, Sandra Rivas, que fue quien nos informó en primer lugar de las agresiones que han sufrido, últimamente, los transportes urbanos, qué ha hecho la autoridad al respecto, contestó: nada… a mí también me enoja, yo también uso el camión, pero no hacen nada.


* * *

Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.