Pásele, pásele… por su vacuna para la H1N1

Héctor Miranda