Paliativos, los programas de cisternas y uniformes. No resuelven los verdaderos problemas

Héctor Miranda