Los terrenos señalados son rústicos y, por tanto, sus valores son marginales, asegura Catastro de Los Cabos

Operación Bankia-Sánchez Navarro

En estas páginas denunciamos el fraude fiscal en el que incurrieron dos bancos españoles, Bankia y Caixa Bank, al vender dos terrenos con valor superior a los 400 millones de dólares, en solamente quince millones. Denunciamos la pérdida millonaria en ISABI, prediales e Impuesto Sobre la Renta que resulta de la descarada subvaluación en la escrituración y pedíamos explicaciones a la Secretaría de Hacienda y a la Dirección de Catastro Municipal.

 

La licenciada Rosa Karina Hermosillo Contreras, Coordinadora Jurídica de Catastro del Municipio de Los Cabos, en funciones de vocera de la dependencia que dirige el licenciado Rigoberto Cuervo, ha justificado su actuación por aceptar unos precios tan bajos, diciendo que los terrenos señalados son rústicos y, por tanto, sus valores son marginales… ¡Todos contentos!

 

Paralelamente, uno de nuestros lectores, el licenciado Roberto Salazar Castañeda, actual Director Estatal del Instituto Nacional de Suelo Sustentable (INSUS) —organismo encargado de procurar reservas territoriales urbanas para el desarrollo habitacional—, le recuerda a Catastro su obligación legal de considerar los valores comerciales de los predios a la hora de hacer las valoraciones. Sugiere, además, la necesidad de crear a nivel estatal un Instituto Catastral y Registral asesorado por una comisión de expertos, para evitar estos dislates, que dejan en manos de un funcionario “decidir” si un terreno catastralmente vale quince o cuatrocientos millones de dólares.

 

A la vista de lo manifestado por la licenciada Hermosillo, parece deducirse que el caso Vinoramas–Piedras Bolas no es único, y que pudiera ocurrir que predios de altísimo valor millonario estén siendo tratados de la misma forma, con terrible perjuicio para las finanzas municipales. ¿Puede ignorar Catastro las diversas escrituras previas de compraventa sobre los citados predios, “aventándose la puntada” de subvalorar los predios a menos de la veinteava parte de su valor?

 

En una “sencilla” búsqueda en Internet, y no hay que esforzarse mucho, encontramos, a muy escasos kilómetros de los predios Vinoramas y Piedras Bolas, un terreno rústico que está a la venta. Un predio de cuarenta y cinco mil metros cuadrados, junto a la playa, ofrecido a la venta en nueve millones novecientos mil dólares, a razón de doscientos veinte dólares americanos el metro cuadrado. CUATROCIENTAS CUARENTA VECES MÁS CARO por metro cuadrado que los vendidos por Bankia–Caixa Bank a dos “compradores de papel” (como dicen en la Madre Patria), al conocido promotor y hombre fachada, don Eduardo Sánchez Navarro y Redo, en adelante “el afortunado suegro de Ricky Fuster” o “el anfitrión del Rey Felipe Sexto” (¿Será Felipe Sexto familia de Camilo?). Aquí pueden averiguar.

Sugerimos al director estatal del INSUS, Lic. Roberto Salazar Castañeda, ponerse de inmediato en contacto con don Eduardo Sánchez Navarro y Redo. Si consigue terrenos turísticos con hermosas playas en menos de diez pesos el metro, seguro que conseguirá terrenos habitacionales de a peso.

¡Comparte!

* * *