Ocupa el Estado el primer lugar nacional en impunidad

Héctor Miranda