No todos fueron incluidos en el PED. En la indefinición 400 familias de la ampliación Márquez de León
Alrededor de 400 familias continúan en la indefinición acerca de sus terrenos en la ampliación Márquez de León, denuncia Antorcha Campesina después de que un grupo de solicitantes de la colonia insistiera en requerir un proyecto de Desarrollo Urbano, de 36 hectáreas, al gobierno del Estado.
Alrededor de 400 familias continúan en la indefinición acerca de sus terrenos en la ampliación Márquez de León, denuncia Antorcha Campesina después de que un grupo de solicitantes de la colonia insistiera en requerir un proyecto de Desarrollo Urbano, de 36 hectáreas, al gobierno del Estado.

Alrededor de 400 familias continúan en la indefinición acerca de sus terrenos en la ampliación Márquez de León, denuncia Antorcha Campesina después de que un grupo de solicitantes de la colonia insistiera en requerir un proyecto de Desarrollo Urbano, de 36 hectáreas, al gobierno del Estado. José Refugio Carrillo Sánchez, director de Patrimonio Inmobiliario de Baja California Sur, les ha dado sólo largas, acusan.

El objetivo es desincorporar terrenos que se encuentran bajo la administración de la Comisión Nacional del Agua (CNA), es decir, terrenos nacionales. Cerca de 500 familias invadieron la zona en el año 2000 y para el 2004 solicitaron la desincorporación, pero la Comisión les informó que esos terrenos sólo servían para desarrollo agropecuario, por lo que cedió concesión de 126 hectáreas, sobre el terreno de las 36 de los solicitantes, en el 2006, a un grupo de desarrolladores agropecuarios que hasta la fecha no han desarrollado nada y han amedrentado a la población, incendiando incluso dos viviendas, asegura Rosalino Hernández Gómez, líder de Antorcha en el Estado. Actualmente la mayoría de las familias han salido de la ampliación por miedo, comenta Hernández Gómez, indicando que la CNA les informó antes a los pobladores que realizando trabajos de contención del arroyo “El Cajoncito” el sitio podría ser urbanizado.

La última respuesta del gobierno estatal ha sido que el topógrafo encargado se encuentra demasiado saturado de trabajo, por lo que no puede ser atendido su planteamiento. “Hasta el momento la actitud que hemos visto ha sido, un poco, capotear el problema”, explica el líder de Antorcha, pues no han recibido no fechas concretas para atender seriamente el asunto. Les han dicho que sí es viable la intervención del gobierno del Estado, pero no trabajan en el proyecto.

Los solicitantes ya dudan que se atienda el problema este año, pues el Plan Estatal de Desarrollo ya se realizó y no se integró la propuesta. Su primera solicitud data de la pasada administración, y cuando entró la nueva administración, la del cambió, también se les informó sobre la situación, sin embargo la incertidumbre continúa.

¡Comparte!

* * *