No son suficientes las recientes lluvias para hablar del fin de la sequía

Héctor Miranda