No se moverán trabajadoras comundeñas de palacio de Gobierno. Un hecho su huelga de hambre
La huelga de hambre será, en un principio, escalonada, es decir que cada tres días iniciará otra persona la huelga, mientras se recupera la anterior, una vez que las diez mujeres hayan ayunado tres días cada una, iniciarán la privación de alimento simultánea y sin límite de tiempo, hasta obtener su cometido.
La huelga de hambre será, en un principio, escalonada, es decir que cada tres días iniciará otra persona la huelga, mientras se recupera la anterior, una vez que las diez mujeres hayan ayunado tres días cada una, iniciarán la privación de alimento simultánea y sin límite de tiempo, hasta obtener su cometido.

Esta vez no darán marcha atrás y la huelga de hambre será un hecho, de no ser escuchadas. Las diez mujeres comundeñas, trabajadoras del Ayuntamiento de aquel municipio, acompañadas de familia y distintos sindicatos, ofrecieron conferencia de prensa en el pórtico del palacio de gobierno para anunciar que en los próximos días cumplirán su promesa de atentar contra sí mismas.

Se ven obligadas a hacerlo, explican “porque los dirigentes del sindicato de burócratas no nos defienden, porque los gobiernos municipal ni estatal [sic] nos ve y escucha. Después de estar más de un mes en la banqueta del tribunal de conciliación y arbitraje para los trabajadores al servicio del estado, dijimos ya basta de mentiras y promesas, exigimos solución”.

Culpan a Marcos Covarrubias Villaseñor, gobernador electo, de despojarlas de sus bases por “un ajuste de su gobierno”, mientras era presidente municipal. “Hace cinco años nos fue otorgada nuestra basificación con el visto bueno de las autoridades municipales y los representantes sindicales”, objetan. No obstante, Marcos Covarrubias canjeó sus bases por cuestiones de amistad, compromiso o compadrazgo a otras personas, dicen las trabajadoras del Ayuntamiento de Comondú.

La huelga de hambre será, en un principio, escalonada, es decir que cada tres días iniciará otra persona la huelga, mientras se recupera la anterior, una vez que las diez mujeres hayan ayunado tres días cada una, iniciarán la privación de alimento simultánea y sin límite de tiempo, hasta obtener su cometido. Estarán apoyadas en todo momento por sus familiares, por los médicos Arturo Meza Osuna y Francisco Aguilar Von Borstel, así como por la Cruz Roja Mexicana.

El gobierno ha intentado desalojarlas a través de la fuerza pública, mas lograron ampararse y permanecer. Una de las madres comenta que le preocupa demasiado que deban someterse a una huelga de hambre, mientras uno de los hijos de las mujeres dice sentir vergüenza porque esto ocurra, además de rabia de saber que su madre pasa tremendas incomodidades al dormir en la Plaza de la Reforma. “Marcos Covarrubias, siendo alcalde, no tuvo corazón para quitarles las plazas, como gobernador no creo que se las dé”, finalizó sollozando una hija de las trabajadoras. (Iván Gaxiola)

 “Esto no es un circo”: Elizabeth Arce

Elizabeth Arce está por tomar la decisión más seria de su vida, tras el examen de un médico que comprobó su salud ha determinado que de no conseguir una respuesta cabal a las demandas que ella, junto con otras trabajadoras cuyas plazas como personal del ayuntamiento fueron ignoradas tras el cambio de gobierno hace seis años, cuando Marcos Covarrubias tomó protesta como presidente de este municipio.

“Esto no es un circo” explicó la trabajadora al ser entrevistada debido a que originalmente se anunció por medio de Peninsular Digital que la huelga de hambre la iban a comenzar ayer lunes 21 de marzo.

Tras una última petición de paciencia de su hijo, quien le solicitó que aplazara su determinación de dejar de consumir alimentos hasta conseguir su objetivo, Elizabeth ha decidido darle una última oportunidad a que el diálogo y los acuerdos de los que tanto habla el Gobierno del Estado lleguen a alguna resolución.

Esto último a pesar de que las trabajadoras ya fueron víctimas de amenazas por parte de autoridades gubernamentales quienes les han solicitado que se retiren del sitio donde actualmente realizan su protesta con el objetivo de que en este mismo lugar, la Plaza de la Reforma sea instalado el escenario donde se llevará a cabo el cambio de envestidura del poder Ejecutivo el próximo 5 de abril.

Elizabeth Arce aseguró que no las moverán pues tienen un amparo federal que legitima su libertad de protestar ante el palacio de gobierno y que la huelga se llevará a cabo si las cosas siguen igual el próximo lunes  28 de marzo, a escasos 8 días para la citada ceremonia. (Rodrigo Rebolledo)

¡Comparte!

* * *