No por esperada es menos difícil la cuesta de enero

Héctor Miranda