No le agradaron a la CTM las nuevas reformas constitucionales

Héctor Miranda