“No debe inquietar” la desaparición de la SSP

Héctor Miranda