Ni vacaciones pudo tomar el Gobernador

Héctor Miranda