Ni tiempos ni plazos para la liberación de Daniel Sánchez
Daniel Sánchez
No hay tiempo establecido para la liberación de Daniel José Sánchez Ávila, culpado de asesinar al abogado Jonathan Hernández Ascencio en 2010, revela su abogado, Miguel Ángel Meza Figueroa.

La Paz, Baja California Sur.- No hay tiempo establecido para la liberación de Daniel José Sánchez Ávila, culpado de asesinar al abogado Jonathan Hernández Ascencio en 2010, revela su abogado, Miguel Ángel Meza Figueroa, recordando que los avances logrados en el caso han sido en lo referente al proceso de amparo iniciado por su cliente, mas no en lo que respecta al proceso judicial.

“Se repuso el procedimiento en lo que es el juicio de amparo. El tribunal colegiado revocó la sentencia para que se repusiera el procedimiento, toda vez que tratándose de un amparo contra leyes era necesario llamar al poder ejecutivo […] Entonces se regresó justamente a antes de la audiencia constitucional […] Estamos esperando que ya una vez desahogada la audiencia constitucional tenga la sentencia de nuevo y venga en el mismo sentido. Y con toda seguridad la procuraduría de todas formas va a volver a recurrir, entonces va el camino. Soy cuestiones técnicas, jurídicas”.

Meza Figueroa señaló que se espera establecer fechas para una nueva audiencia esta semana.

Por otra parte, calificó de sorprendente la reciente observación que hace la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) a la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) por la práctica de tortura y privación ilegal de la libertad que se da en la casa de arraigo de la institución.

Finalmente se refirió a la entrada del nuevo sistema procesal penal, comentando que actualmente el sistema mexicano se encuentra en evolución, más aún ahora con la llegada de los juicios orales, en la búsqueda de una justicia pronta y expedita, sin embargo este sistema no es la panacea y los objetivos de celeridad y pulcritud no se cumplen, lamentó.

“Desafortunadamente nuestras autoridades participan mucho en esos retardos […] Definitivamente no tenemos un acceso a una justicia pronta y expedita […] Para ser honestos, y desde un punto de vista muy particular, como abogado, el problema no son los procedimientos, los procedimientos muchas veces son buenos, el problema es la aplicación de los mismos […] Un ejemplo son las juntas locales de conciliación y arbitraje, ya es un juicio predominantemente oral, pero muchas veces tardan en darte la fecha para la audiencia hasta un año, entonces de nada sirve que se desahogue, aparentemente, en una sola sesión”.

¡Comparte!

* * *