Narciso, a la expectativa de lo que depare “el destino político”

Héctor Miranda