Ni las iglesias, ni los negocios ni los puentes son respetados por los vándalos

Nada se salva del grafitti
grafitti
Ni las iglesias, ni los negocios ni los puentes son respetados por los grafiteros.

Los Cabos, Baja California Sur.- Ni las iglesias, ni los negocios ni los puentes son respetados por los grafiteros, quienes han logrado tapizar gran parte de los muros de colonias como Villas de Cortés, San José Viejo o Santa Rosa.

“Ya ni la amuelan, me da coraje nada más de acordarme”, opinó Roberto Villanueva, dueño de ferretería. “Hace un mes nos rayaron toda la barda, ya es como la cuarta vez, ya ni ganas de pintarla me dan. Uno quiere que se vea bonito su pedazo de calle, dar una imagen agradable al cliente, pero así no se puede”.

De acuerdo a los entrevistados, el grafiti cambia la percepción de seguridad y tranquilidad entre los ciudadanos.

“No sé a qué se deba, pero si paso por una calle toda rayada, inmediatamente me empiezo a sentir incómodo, con miedo de que algo me pase. Me da una sensación de inseguridad, de que estoy en un barrio violento o peligroso”, opinó el señor Juan Anaya, jubilado.

De acuerdo a los ciudadanos, los principales agresores son adolescentes.

“Ya parecemos disco rayado, hablando de valores, de la importancia de los padres, de ponerle atención a los hijos, pero sigue sucediendo. No sé que se pueda hacer”, opinó Yesenia Ramos, encargada de papelería.

Consideran los ciudadanos la autoridad debería tomar medidas más enérgicas en contra de los vándalos y en caso de ser menores, también sus padres de familia o tutores.

¡Comparte!

* * *