Nada halagüeño el panorama ante la temporada de secas

Héctor Miranda