Muerte y violencia, los signos del año que ya termina
Y tan endeble, que, “por accidente”, el secretario general de gobierno, Francisco Blake Mora  perdió la vida luego de que su helicóptero se impactara en Xochimilco, para ser el segundo secretario de Felipe Calderón que muere. Alejandro Poiré ocupó su lugar.
Y tan endeble, que, “por accidente”, el secretario general de gobierno, Francisco Blake Mora perdió la vida luego de que su helicóptero se impactara en Xochimilco, para ser el segundo secretario de Felipe Calderón que muere. Alejandro Poiré ocupó su lugar.

El 2011 fue el inicio de las precampañas electorales para elegir finalmente un nuevo presidente de México, pero este gasto indiscriminado de dinero del pueblo no ha venido solo, actos violentos sin precedentes se suscitaron en nuestro país, confirmando para el resto del mundo que en nuestra nación se vive una guerra y que actos terroristas ocurren a la hora de la comida.

Se llevaron a cabo los Juegos Panamericanos, Carlos Salinas de Gortari hace su aparición y después le saca a debatir con Andrés Manuel López Obrador (AMLO), Felipe Calderón Hinojoza es demandado ante una corte internacional, junto a Joaquín “El Chapo” Guzmán, y nos enteramos que somos un país de “ninis”.

Las izquierdas, si es que realmente se les puede llamar así, de México –es decir Movimiento Ciudadano, antes Convergencia de México; Partido de la Revolución Democrática; Partido del Trabajo; y Movimiento de Regeneración Nacional- se unieron a una sola causa, encabezada por AMLO, para tratar de contrarrestar la avasallante campaña de Enrique Peña Nieto, que con su padrino Carlos Salinas, y a pesar de no conocer indicadores económicos básicos o de no haber leído un solo libro en su vida, parecer ser el muñeco a vencer, mientras que el Partido Acción Nacional (PAN) y la derecha, luego de sus trágicos fracasos, ostenta tres candidatos que sólo servirán para bajar recursos a través del Instituto Federal Electoral (IFE) y mantener a más azules.

Es imperante recordar la tragedia ocurrida el jueves 25 de agosto en el Casino Royale, en la ciudad de Monterrey, Nuevo León, donde murieron 52 personas, que se suman a las decenas de miles de muertes ocurridas en México debido a la violencia y el narcotráfico. Este acto, que fue transmitido en vivo en toda la república, evidenció lo quebrantable de la seguridad en nuestro país y el hecho de que la ciudadanía no está segura en medio de ninguna guerra, ya sea entre narcotraficantes solamente o con la participación del ejército. La masacre en el Casino Royale le dijo a México: eres endeble.

Y tan endeble, que, “por accidente”, el secretario general de gobierno, Francisco Blake Mora  perdió la vida luego de que su helicóptero se impactara en Xochimilco, para ser el segundo secretario de Felipe Calderón que muere. Alejandro Poiré ocupó su lugar.

Asimismo, se dio la reunión del poeta Javier Sicilia y un gran grupo de afectados por la violencia en nuestro país con el presidente de la república, así como con los legisladores federales. Un acto igualmente nunca antes visto, pero que igualmente no sirvió de nada.

Y cerramos el resumen recordando que gracias a las acciones violentas ocurridas en el nuevo México en guerra, Felipe Calderón Hinojosa fue demandado este 2011 ante la Corte de la Haya, en una acción apoyada por varias organizaciones de derechos humanos y especialistas en seguridad, aparte de más de 20.000 personas. Se le acusa de “crímenes de guerra y de lesa humanidad debido a sus programas de lucha contra los cárteles de drogas y el crimen organizado”. Calderón Hinojoza ya anunció que buscará la contra demanda, y ahora se le acusa públicamente de ir en contra de la libertad de expresión.

¡Comparte!

* * *