Más que recursos, le falta voluntad al Ayuntamiento para atender los problemas

Héctor Miranda