Cambiar la Constitución Estatal. El mar tiene que ser nuestro.

Mar de Cortés III: Que BCS se defienda

La Paz, Baja California Sur.-  A Baja California Sur su mar lo ha hecho grande, pero también parece ser que se lo van a destruir los pescadores industriales, mexicanos y extranjeros, sin que las autoridades hagan nada por él. Parece que solo teniendo un presidente de la República sudcaliforniano tendríamos posibilidad de defenderlo, pues ahí vemos los proyectos del actual presidente, todo para su estado y aledaños y poco para los otros, con el argumento de la “deuda histórica”. Como si en Baja California Sur, de cada diez empleos que crea (y crea muchos), ocho no fueran para el sureste, comenzando en Guerrero y terminando en Chiapas. Hace años que la República de los Estados Unidos Mexicanos trabaja para los estados más desfavorecidos, generando empleos, desde Baja California hasta Quintana Roo. El INEGI lo refleja. Tanto que, que como diría el cretino expresidente Vicente Fox, ahora necesitamos de los centroamericanos para hacer los trabajos que ni los chiapanecos quieren hacer, pues éstos migran hacia Quintana Roo, Baja California y Baja California Sur.

Volviendo a nuestro Mar de Cortés, urge que nuestros diputados estatales al menos se pongan de acuerdo en esto: La necesidad de cambiar la constitución de Baja California Sur. En la actual redacción, este es el texto:

Artículo 34.- El territorio del Estado de Baja California Sur comprende:

  1. Por el norte, el paralelo 28; por el oriente, el Golfo de California; por el sur y el poniente, el Océano Pacífico; y
  2. Quedan comprendidas bajo la jurisdicción del Estado las Islas que a continuación se mencionan:

Natividad, San Roque, Asunción, Magdalena, Margarita y Creciente, situadas en el Océano Pacífico; Cerralvo, Santa Catalina o Catalana, San Juan Nepomuceno, Espíritu Santo, San José de Santa Cruz, del Carmen, Coronados, San Marcos y Tortugas, situadas en el Golfo de California y, además, las islas, islotes y cayos adyacentes, localizados entre los paralelos 28° y 22° 30’ norte.

(Reformado mediante decreto No. 2513, publicado el 31 de diciembre de 2017)

Sería cuestión que nuestros legisladores incluyeran en nuestro territorio estatal la parte de mar correspondiente a nuestras costas incluyendo todo hasta las doce millas de Sinaloa y Sonora.

¿Qué sería tachado de ilegal por nuestra Corte, por ser asunto de índole federal? Pues nos echamos la pelea, pues a veces peleando, aunque se pierda se gana: Vean ahí a los israelíes pasándose por el arco del triunfo todos los acuerdos internacionales, y haciendo a Jerusalén su capital, y a los americanos aceptándolo al final.

Lo cierto es que si Baja California Sur no lo hace, ni Sinaloa ni Sonora, que lo están predando, van a hacer algo al respecto. Y se acabará la discusión que si es Mar de Cortés o Golfo de California. Será sencillamente el Mar Muerto, asesinado por sus colindantes.

 ¿Qué es un asunto de índole federal?: Si y no; si nos ponemos pesados y empezamos por tomar medidas locales (cambiando por ejemplo el artículo 34 de nuestra Constitución, incluyendo nuestro mar en el territorio del Estado), las cosas cambiarían y el ruido ayudaría mucho. Tema para el siguiente artículo.

 

¡Comparte!

* * *