Leonel, contra la venta de terrenos a extranjeros
Leonel Cota
Leonel Cota opinó que “el gobierno debe actuar para poder rescatar esos espacios de desarrollo”, como Entre Mares y Paraíso del Mar

La Paz, Baja California Sur.- La reforma al Artículo 27 Constitucional, que permite la adquisición de terrenos costeros a extranjeros, no es más que “la continuidad del salinismo”, asegura el ex gobernador Leonel Cota Montaño, hoy consejero nacional del Partido Movimiento Ciudadano (PMC), declarándose tácitamente “en contra” de la modificación a la Constitución Política de México.

“Es continuidad de la época salinista, cuando el ejido prácticamente se privatiza. No hay políticas posteriores de consolidación de las unidades ejidales y la gente tiene que optar por vender, que es lo que ha ocurrido en esta historia de reformas que supuestamente van a mejorar el país y lo único que han hecho es empobrecerlo […] Se está validando la posibilidad de que grupos externos al país tengan el control de los principales territorios de Baja California Sur […] Va en contra de lo que el país debe promover en su identidad y en su desarrollo”.

Luego de comentar a manera de broma que lo único rescatable de la reforma sería que “se les va a acabar el oficio a todos esos prestanombres” que han sido intermediarios de extranjeros para comprar zonas costeras de la república, el ex gobernador dijo que el Partido de la Revolución Democrática (PRD) es el más adecuado, debido a sus “orígenes”, para impulsar una consulta pública en relación a este tema:

“Todos estos términos legales de consulta ciudadana nada más quedan en el escrito de la ley, pero nunca se utilizan, valdría la pena que los partidos, y particularmente el PRD, en verdad promovieran una consulta en ese sentido”.

A Cota Montaño se le cuestionó si esta reforma hubiese cambiado el panorama de la compraventa de la península de El Mogote durante su administración, a lo que respondió:

“Lo que buscamos fue darle a La Paz los despegues que se requerían en áreas turísticas y en áreas comerciales, a fin de que la sociedad guardara la marcha de desarrollo […] El Mogote era una propiedad del Gobierno del Estado. Cuatrocientas treinta y dos hectáreas quedaban de mil doscientas que habían existido en origen, ya se habían privatizado ochocientas hectáreas en manos de personas de la política sudcaliforniana, y cuando se dispone de cuatrocientas hectáreas para un desarrollo turístico empieza a generar reacciones de grupos, algunos con buena fe y algunos con muy mala fe, llevando este proyecto, prácticamente, a las condiciones en que se encuentra”

Finalmente, opinó que “el gobierno debe actuar para poder rescatar esos espacios de desarrollo”, como Entre Mares y Paraíso del Mar, porque “obviamente si La Paz no tiene desarrollos turísticos, pues, no hay empleos, porque la única posibilidad de desarrollo de La Paz en sus áreas es, y demostradamente Los Cabos nos dice que así es, es justamente el desarrollo turístico”.

¡Comparte!

* * *