La Solidaridad, a merced de los delincuentes juveniles

Iván Gaxiola

 La colonia Solidaridad, por ser un conjunto habitacional abigarrado y de seguridad deficiente, ha sido desde hace tiempo escenario de la delincuencia. El pasado viernes 2 de abril, por ejemplo, en la Plaza Cívica Colosio, de la misma colonia, Cuitláhuac Bonilla Arce, recién llegado de Cd. Guzmán para tomar vacaciones, fue atacado por la espalda en una taquería del lugar, según la dependienta del restaurante “le llegaron por detrás y lo golpearon en la nuca.” El joven cayó entre las mesas del lugar y lo delincuentes huyeron sin más. Cuitláhuac Bonilla Arce, en consecuencia a su caída debida al golpe, sufrió seria contusión en una de sus rodillas, fractura de nariz y fisura en uno de los dientes frontales. “Como si fuera una travesura lo hicieron” dice la dependienta, que por miedo a represalias no quiso dar su nombre.

La señora que atiende el puesto dice que conoce a quienes lo han hecho, que los ha visto pelearse y golpear a otros en los linderos de la plaza. Al parecer los agresores son menores de edad y “no son gente pobre, son malandros nice” dice. Pero estos acontecimientos no son los únicos, así como estos jóvenes, hay más, la gente de por ahí los conoce, los ha denunciado. Nada pasa. “Todos conocen al Érick, al Chivas” nos platica.

Esta señora ha sido testigo y víctima de al menos 15 delitos que incluyen robo, violencia e incendio. Diana Paola Cota Núñez fue trabajadora de dicha taquería por 4 días, despedida después por un supuesto robo de $5,000. “La despedí porque sé que me sacó el dinero de abajo del colchón, sólo estábamos esa noche, mi hijo de 12 años, ella y yo” .“Volvió para cobrarme los 4 días de trabajo y le dije ¿cómo crees que voy a pagarte después de robarme?”. Diez días después su negocio fue incendiado y la señora fue testigo. Esto ocurrió el 27 de septiembre del pasado año y las autoridades correspondientes (Ministerio Público) le dijeron que no podía proceder la denuncia por falta de papeles que comprobaran los hechos o que el local fuese propiedad suya. “Pero yo perdí todos mis papeles con el incendio, es mi restaurante y también vivo aquí con mi hijo, se me quemaron las mesas y mi biblioteca” “además qué mejor prueba que mi taquería quemada, el hecho de que vinieron los bomberos, el reporte de ellos” .

En la misma colonia hay distintos negocios: expendios de cerveza, puestos de comida, máquinas de videojuegos, etc. La mayoría han sufrido agravios y represalias por denunciar los delitos de los que han sido víctimas. En una de las fruterías de la colonia nos confesaron que la misma chica antes mencionada,  Diana Paola Cota Núñez, junto con dos menores de edad, robaron la tienda. La chica sigue deambulando por la colonia y a uno de los menores, después de este robo, sus padres lo enviaron a Guadalajara para protegerlo. “Desde hace como 4 años que los mismos chavos delinquen por aquí” “llamamos a la policía y no vienen”, dicen los encargados.

La colonia Solidaridad, enmarcada por las calles Luis Donaldo Colosio y Aquiles Serdán, sufre un grave problema de inseguridad pública que las instancias correspondientes han dejado de lado, han hecho caso omiso a las quejas de sus habitantes.


* * *

2 Responses to La Solidaridad, a merced de los delincuentes juveniles

  1. David 14/04/2010 en 12:53 PM

    que nota tan mala, los elementos que bribndan son torpes, como que la doñita de la taqueria.

  2. Goliath 14/04/2010 en 2:40 PM

    David tan sonso, aprende a escribir, bestia.
    Me late ke eres uno de los pinchis pandilleros, no te hagas.

Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.